El autocuidado: la asignatura pendiente de las mujeres tras la maternidad

  • El 95% dedica menos tiempo a cuidarse después del parto y Tres de cada cuatro madres aseguran sentirse estresadas.
  • La psicóloga Patricia Ramírez aporta cinco pautas para retomar hábitos saludables como el deporte.
Una madre sostiene a su bebé, en una imagen de archivo.
El 75% de las madres asegura no tener tiempo para practicar deporte.
GTRES

La maternidad supone un punto de inflexión en la vida de toda mujer. Con el bebé se cumple un sueño y nace una ilusión pero también hay que adaptarse (especialmente en el caso de las primerizas sin experiencia previa) a la llegada de un nuevo miembro de la familia que, por norma general, va a incidir en el propio cuidado de la madre.

Así se desprende de un estudio realizado por el Club de Malasmadres que pone sobre la mesa varios datos desoladores que no dejan atisbo de duda. Entre ellos, que el 95% de las mujeres dedica menos tiempo para cuidarse desde que es madre y que tres de cada cuatro se sienten estresadas con frecuencia: el 52% afirma que bastantes veces y el 24% que siempre.

Con los resultados de esta encuesta - realizada durante el 2019 entre las más 750.000 mujeres que forman parte de esta comunidad- se quiere dar visibilidad a una situación real que afecta a la mayoría de las madres: la mayoría no encuentra tiempo para mantener unos hábitos de vida saludables, lo que lleva asociado, de paso, una carga social y un sentimiento de culpa por no llegar a todo y que puede desembocar en problemas de salud como el estrés.

A su vez, esta falta de tiempo redunda en una mala alimentación (tres de cada cuatro consultadas afirmaron comer rápido con frecuencia y cinco de cada diez que su alimentación diaria había empeorado desde que son madres) y otra serie de hábitos perjudiciales: el 60% aseguraron dormir menos, el 75% no practicar deporte y el 23% no ir nunca al ginecólogo. Además, el 65% de las mujeres consultadas confirmaron dedicar menos de una hora a la semana al cuidado personal.

Con la intención de dar la vuelta a estos nefastos datos, Malasmadres acaba de lanzar el proyecto #LaHoradeCuidarse, en el que colabora junto a DKV Salud. Un paso a la acción con el objetivo de concienciar a las madres en la idea de que “para cuidar, las mujeres también deben cuidarse” y que les ofrecerá las herramientas para hacerlo a través de diversos talleres presenciales que se celebrarán en varias ciudades de España (y que también podrán seguirse en directo a través de su canal de Instagram).

Arrastramos un modelo tradicional de madre que priorizaba el cuidado de sus hijos e hijas por encima del de ella. Romper con ese modelo no es fácil y cuando lo intentamos llega la culpa, la presión social y la falta de corresponsabilidad. Con ‘La hora de cuidarse’ queremos poner el acento en el autocuidado, animar a las madres a que no pierdan su identidad como mujer, a que dediquen tiempo para sí mismas, ganando así en calidad de vida, en autoestima personal y reduciendo el estrés diario”, asegura Laura Baena, fundadora del club.

Los talleres cuentan, además, con el asesoramiento de Patricia Ramírez, psicóloga de la salud y el deporte, que resume en cinco las pautas necesarias para dar el cambio y añadir en la vida de toda madre eso hábitos saludables que ha dejado aparcados tras el parto:

Encuentra para qué

“No hay que hacer un cambio por obligación sino que hay que encontrar una motivación y eso supone responder a la pregunta ‘¿para qué?’. Para convencernos de hacer deporte nos tendría que bastar algo tan científico como la salud pero si esto no es suficiente también hay que buscar un motivo más personal. Cada una tendrá el suyo, por ejemplo, ‘no quiero avergonzarme de mi físico y pedirle a mi marido que apague la luz cuando hacemos el amor’. Si no encuentras ese motivo las probabilidades de fracasar son muy grandes”.

Establecer prioridades: ‘sacar antes de meter’

"Para adquirir un nuevo hábito saludable hay que elegir qué dejo de hacer. O bien aceptar que debes delegar alguna tarea en otros o dejar de hacer algo que no requiere que le dediques tanto tiempo. Incluye este nuevo hábito dentro de tu agenda profesional (resérvale un tiempo a la semana) e intenta no empezar con todo a la vez sino poco a poco: primero la alimentación, luego el deporte…”.

Tú eres importante

“Cada mujer debe interiorizar que merece tiempo para ella misma y cuestionarse si la frase hecha ‘los hijos son los primero’ es verdad. Es importante pasar tiempo con ellos pero que ese tiempo sea de calidad”.

No eres perfecta… pero sí puedes

“Cuando una inicia un cambio lo más probable es que falle: quizás la primera semana no podamos hacer deporte más de dos días o nos surja un viaje de trabajo al poco tiempo y rompamos la rutina nada más empezarla. Como esto afecta a la autoestima, abandonamos, porque no nos gusta tener esa imagen nuestra de fracaso. Lo primero es asumir que podemos hacerlo, aunque sea de forma regular o mediocre”.

Relájate y prepara el terreno

“Si comunicamos a nuestra pareja e hijos que hemos tomado la decisión de iniciar un hábito saludable lo más normal es que empaticen con nosotros y lo celebren. Además hay que buscar un estado emocional sereno. Afrontarlo desde ese estado siempre va a ser mejor para iniciar el cambio”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento