Se elevan a 41 las muertes por coronavirus en China, con 1.287 infectados

Una mujer con mascarilla en una calle vacía de Beijing, China.
Una mujer con mascarilla en una calle vacía tras la cancelación de las celebraciones del Año Nuevo Chino en Pekín debido al brote de coronoavirus.
EFE/EPA/WU HONG

El número de muertos por el nuevo coronavirus causante de la "neumonía de Wuhan" se ha elevado a 41 entre los 1.287 contagiados diagnosticados en China, informó el sábado la Comisión Nacional de Sanidad.

Hasta la pasada medianoche local (17.00 hora peninsular española del viernes), el organismo aseguró que se habían detectado casos en todas las provincias chinas menos en el Tíbet, y que 39 de las 41 muertes han ocurrido en la provincia de Hubei, de la que Wuhan es capital y epicentro del brote.

Esto supone un incremento de 16 muertes y 444 nuevos casos con respecto al informe emitido por la comisión 24 horas antes.

Según la fuente, 237 pacientes se encuentran en estado grave, mientras que 38 personas han sanado y han sido dadas de alta.

Las autoridades sanitarias han realizado seguimiento médico a 15.197 personas que han estado en contacto cercano con alguno de los infectados, de las que 13.967 continúan en observación.

Fuera de China, por el momento se han registrado 4 infectados en Tailandia (dos de los cuales ya están curados), 3 contagios en Taiwán e igual número en Singapur y Francia, y dos en cada uno de los siguientes países: Japón (uno curado), Corea del Sur, Estados Unidos y Vietnam. Asimismo, hay uno en Nepal.

Los síntomas del nuevo coronavirus, denominado 2019-nCoV provisionalmente por la Organización Mundial de la Salud (OMS), son en muchos casos parecidos a los de un resfriado, pero pueden venir acompañados de fiebre y fatiga, tos seca y disnea (dificultad para respirar).

Por el momento, la OMS ha decidido no declarar una emergencia internacional por el virus a la vista de las estrictas medidas adoptadas por China, que incluyen la suspensión total de los transportes en una decena de ciudades de la provincia de Hubei que suman millones de habitantes o la cancelación de las celebraciones del Año Nuevo chino, que comienza este sábado. 

Un país en alerta

El Gobierno chino ha decidido cerrar por completo Wuhan, una ciudad portuaria con 11 millones de habitantes en la que comenzó el brote. Los vuelos y las líneas de trenes han sido cancelados, así como el servicio de buses y ferris.

Las autoridades chinas también han expandido las restricciones de viaje a varias ciudades cercanas como Huanggang, Ezhou, Chibi y Zhijiang, que incluyen cierres completos o parciales del transporte público y afectan a millones de personas a pocos días de la celebración del Año Nuevo Lunar. Tradicionalmente, las festividades movilizan a miles de personas dentro y fuera del país.

Pekín y otras grandes urbes han anunciado que cancelarán los festejos de Año Nuevo para evitar contagios.

Unas 30.000 personas vuelan a diario desde Wuhan, de acuerdo con datos oficiales. En total unas 29 provincias chinas han registrado casos de la enfermedad, unos 5.897 contactos con personas enfermas han sido supervisados por las autoridades, de los que 4.928 aún se encuentran bajo vigilancia médica.

El nuevo coronavirus es un 80 por ciento similar al virus del síndrome respiratorio agudo y grave (SARS) que provocó un brote en 2003 que afectó a 8.098 personas y mató a 773, principalmente en China, según la información publicada por el Centro Nacional de Datos Genómicos de China (NGDC, por sus siglas en inglés).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento