PP, Cs y Vox insisten en rebajar impuestos en Pleno, mientras Gaya defiende el modelo fiscal "bien diseñado"

Las formaciones de PP, Cs y Vox han vuelto a reivindicar en el Pleno el Ayuntamiento de Sevilla una rebaja de determinados impuestos de la ciudad a través de distintas peticiones y mociones que han sido rechazadas con el voto contrario de Adelante Sevilla y del PSOE, que, desde el liderazgo del gobierno local, ha defendido la existencia de un modelo fiscal municipal "bien diseñado, con progresividad y reparto de la presión fiscal".
Fachada del Ayuntamiento de Sevilla
Fachada del Ayuntamiento de Sevilla
EUROPA PRESS - Archivo

Entre las mociones que han sido rechazadas, todas con igual votación, se encuentra la de Cs que solicitaba bonificaciones en el pago de la denominada Plusvalía, concretamente de hasta un 95 por ciento en las transmisiones por título lucrativo a causa de muerte o donaciones de la vivienda habitual y/o local de negocio familiar del causante a favor de descendientes y adoptados, cónyuges, así como ascendientes y adoptantes; así como de las que se refieran a propiedades inmobiliarias que no hayan sido destinadas a vivienda habitual y/o local de negocio familiar del causante. En el segundo caso, los de un valor superior a 55.000 euros se excluyen de las bonificaciones.

También se han rechazado las dos presentadas por Vox para que se reduzca el tipo impositivo del impuesto de bienes inmuebles (IBI) y para que se cree un plan personalizado de pago de los tributos.

En este marco, la responsable municipal de Hacienda, Sonia Gaya (PSOE), ha subrayado que el Ayuntamiento tiene "un concepto de modelo fiscal bien diseñado, con progresividad y reparto de la presión fiscal", dejando claro que "así se mantendrá en todo lo que respecta a los tributos y las tasas municipales".

Además, indica que alguna de las propuestas, como la de las Plusvalías, "no se ajusta a la legalidad" y pone en valor las bonificaciones ya existentes en la ciudad. "Hay que ajustar los impuestos a la realidad de los sevillanos y del equilibrio con el Ayuntamiento", concluye.

De su lado, el portavoz de Cs, Álvaro Pimentel, considera "injusto" el impuesto de Plusvalía y pide seguir las políticas marcadas desde la Junta, dando así "un paso más y eliminando el carácter confiscatorio" de ese elemento, lamentando que se tenga que abonar un impuesto "cuando ni siquiera haya ingresos de venta por parte del que recibe el inmueble".

Asimismo, el concejal de Vox Gonzalo García de Polavieja indica que en este gobierno local "no se está por mejorar la situación de los sevillanos" y que "se confunde esfuerzo y presión fiscal". "Si se bajan los impuestos se aumenta la recaudación y la historia nos lo dice", agrega.

En la misma línea, el concejal del PP Rafael Belmonte indica que "esta filosofía de baja fiscalidad ya es imperante y los ciudadanos no tolerarán que cambie". "Una fiscalidad agresiva hace que se vaya la inversión", incide.

De su lado, la concejal de Adelante Eva Oliva ha recordado que sólo la disminución del impuesto de Plusvalía provocaría dejar de ingresar al Ayuntamiento 34 millones de euros, preguntando por qué no se han traído esas propuestas al "marco del debate de las ordenanzas fiscales". Además, acusa a Cs de traer esta medida "para que dejen de tributar quienes tienen los grandes patrimonios o los grandes negocios porque todo lo demás ya está contemplado en las ordenanzas fiscales como medidas sociales".

"UNA COMISIÓN PARA BAJAR IMPUESTOS"

Teniendo en cuenta la línea recurrente de las propuestas planteadas por estas formaciones en este pleno y en anteriores en relación a los tributos, el portavoz adjunto de Adelante, Daniel González Rojas, ha ironizado indicando que habría que proponer al Pleno la creación de una "comisión especial de bajada de impuestos", ya que "os veo obsesionados".

"Basta ya porque todos los plenos y ya cansa", indica. Sin embargo, esta intervención ha hecho que tanto Belmonte como García de Polavieja, que han intentado responderle planteando hacer "comisiones de seguimiento de acuerdos de pleno" o de "estados de emergencia" de la ciudad, respectivamente.

LA FISCALIDAD FUTURA

Este asunto de la política fiscal, de hecho, también se ha tratado en el ámbito de las preguntas que se realizan al alcalde, el socialista Juan Espadas, ya que el PP ha pedido que explique la línea futura de la fiscalidad municipal, incidiendo en el argumento de la alta presión al contribuyente en Sevilla.

Ante ello, Espadas ha lamentado que haya intervenciones "más a modo reality que de un pleno serio", apuntando al PP, y lamenta que se repita "deliberadamente una mentira para que cale como verdad". Así, advierte de que "la mayor presión fiscal que tuvo Sevilla fue en el mandato del popular Juan Ignacio Zoido, con Beltrán Pérez y Rafael Belmonte como concejales".

"Se pagan menos impuestos en que 2014", sentencia, poniendo como ejemplo el pago de 52 euros menos que en 2014 en el IBI en viviendas o locales comerciales de unos 50.000 euros valor catastral, un 29 por ciento menos de Plusvalía que en 2015, un 15 por ciento menos de ICIO o la eliminación del cobro de la tasa de basura a locales vacíos que permanecía con el gobierno de Zoido. A ello, suma la mejora de bonificaciones en transporte o los alquileres sociales. Por ello, ha pedido al PP "rigor y seriedad" porque se está para "financiar servicios públicos".

En su turno de palabra, el portavoz del PP, Beltrán Pérez, ha lamentado que Espadas "convierta en técnica de lucimiento este mecanismo de control municipal". En su opinión, "la única bajada del gobierno de Espadas fue impuesta por el PP con la rebaja del IBI y no ha empeorado ningún servicio público".

"Nos tememos que su agenda fiscal tenga subidas de impuestos", añade, mencionando agua, el billete univiaje de autobús o el catastro. "Aquí queda alcalde para un rato hasta que lo llamen a otro destino que le guste más o para el rato de lucirse y promocionarse", agrega.

ESPADAS Y EL ALCALDE DEL PP SORPRENDIDO CON PÉREZ

Al respecto, Espadas ha llamado la atención sobre la "obsesión que empieza a ser enfermiza del PP, que me interpela en cada pleno para ver si sigo". "Lo que debería preocuparse es de si usted será el candidato en cuatro años", le ha dicho a Pérez, lamentando que la formación de derechas "continúe obsesionada con seguir esa política de argumentarios rancia, caduca y vieja".

Espadas le ha pedido realizar una "oposición constructiva" y pone como ejemplo la subida del agua de Emasesa para afrontar inversiones "extraordinaria y necesarias". Señala que en el consejo de Emasesa hay un "alcalde del PP más serio que Pérez" que le dijo que usaría sus argumentos para conseguir que se aprobarán esas obras urgentes y que "no entendía como el PP en Sevilla había votado en contra". "Le dije que porque Pérez es un portavoz más preocupado de él, de su futuro y del alcalde que de las necesidades de la gente", concluye.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento