¿Te han robado la tarjeta bancaria?
Esto es lo que tienes que hacer

Tarjeta De Crédito Visa
Tarjeta De Crédito Visa
MONEYBLOGNEWZ/CC/FLICKR

Ante la pérdida, robo o hurto de una tarjeta de crédito, hay que actuar con rapidez. Se debe bloquear o desactivar la tarjeta de inmediato, antes de que alguien pueda usarla de manera fraudulenta sustrayendo dinero de la cuenta o haciendo compras con ella.

El comparador bancario iAhorro.com explica qué pasos debemos seguir en estos casos.

Notificar el robo o pérdida a la entidad bancaria

El primer paso es el más importante. Hay que informar de lo ocurrido al banco para que pueda bloquear o anular la tarjeta (ya sea de débito o de crédito) lo antes posible. Esto se puede hacer por teléfono (la mayoría de las entidades cuentan con un servicio 24 horas que permite esta opción), desde su página web y ahora cada vez son más los bancos que permiten bloquear la tarjeta desde su aplicación móvil.

Esta opción es la idónea si existe la posibilidad de que termine apareciendo. De este modo puedes desbloquearla si la has encontrado sin necesidad de cancelarla y tener que esperar la emisión y envío de una nueva tarjeta.

Si no ha si#do posible contactar con la entidad bancaria, habrá que notificarlo a la empresa emisora de la tarjeta de forma telefónica (las grandes operadoras son Mastercard y Visa) para que la anule. Desde Bankia recuerdan que se puede solicitar la emisión de una tarjeta de emergencia para salir del paso, especialmente si ocurre fuera de España.

BBVA recomienda, a través de su web, consultar si ha habido movimientos posteriores al extravío o robo, para así poder reclamar a la entidad. “Cuando se produce un uso fraudulento de la tarjeta de crédito o débito, también hay que consultar los seguros que tienen adheridos las tarjetas para las posibles coberturas e indemnizaciones”, aconseja María Valero, experta de iAhorro.

Poner la correspondiente denuncia

Es imprescindible tener un documento legal que demuestre lo sucedido. No solo ante posibles perjuicios en la cuenta, sino también a la hora de recuperar la documentación (DNI, carné de conducir, etc.) que pudiera contener también la cartera o bolso sustraído.

Por eso hay que poner una denuncia del robo o pérdida de la tarjeta en la comisaría de Policía más cercana y guardarla bien. Tanto la notificación del robo ante la entidad, como la denuncia, servirán para delimitar la responsabilidad en caso de que se hayan realizado operaciones con la tarjeta sin permiso.

Vigilar los movimientos regularmente

Durante los siguientes días, es aconsejable consultar las operaciones que se hubieran producido en la cuenta. Si hay alguna anomalía en los movimientos se deben tener en cuenta dos posibilidades:

• Que se haya realizado un uso fraudulento después de haber notificado la pérdida a la entidad. En este caso, es ésta la que asume toda la responsabilidad y los cargos que se hayan podido producir. Una vez interpuesta la reclamación, el banco dispone de 15 días para responder.

• Que se haya usado la tarjeta antes de la comunicación del robo. En este supuesto, es el titular el que debe asumirlo, pero la cuantía está limitada a un máximo de 50 euros. Como explica la OCU, si hay retirada de dinero o gastos en compras, el propietario de la tarjeta tendrá que pagar como mucho esa cantidad y el resto lo asumirá la entidad. Solo podrán negarse si demuestran que el titular ha incurrido en fraude o negligencia grave.

Por eso, desde Ibercaja recuerdan las precauciones que se deben tener cuando se dispone de una tarjeta de crédito o débito: utilizar un pin adecuado, que no sea fácilmente identificable y no llevarlo anotado en ningún sitio; comprar en comercios seguros y en los que confíes; y revisar con frecuencia los extractos de tus tarjetas y los movimientos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento