¿Pueden ser unas lentejas comida basura? ¿Y una pizza si la hago en casa? Los nutricionistas responden

  • "Basta con que un alimento tenga determinadas características e ingredientes para ser considerado insano, como "harina refinada, azúcar, grasas trans o mucha sal".
  • Preparar determinados alimentos en casa, como pizzas o bizcochos, no los convierten en comida saludable. 
Muchos expertos recomiendan campañas que informen sobre las consecuencias del abuso de la comida basura.
La OMS lleva varios pidiendo a los gobiernos que tomen medidas para reducir el consumo de comida basura. 
GTRES

Desde hace varios años, se habla mucho de comida basura, un término que no sólo se utiliza a nivel popular, sino que también usan desde las organizaciones sanitarias como la OMS o el Ministerio de Sanidad, hasta los científicos. Aunque podemos intuir a que se refiere -comida malsana cuyo consumo puede ser perjudicial para la salud-, a veces nos cuesta distinguir si determinados alimentos son o no comida basura. Curro Vidal Torres, Dietista-nutricionista en un Centros Realfooding -ideados por el famoso nutricionista Carlos Ríos- nos aclara algunos términos.

¿Qué entienden los nutricionistas por comida basura?

Cuando hablamos de ‘comida basura’, lo primero que se nos viene a la cabeza es la hamburguesa con patatas fritas de algún restaurante de comida rápida, “los nutricionistas consideramos ‘comida basura’ a aquellos productos cuyos ingredientes son insanos y además son comidas de rápido y fácil consumo comúnmente relacionados con los establecimientos de comida rápida”, aclara Curro Vidal. 

Sin embargo, aunque efectivamente, eso sí es comida basura, para los profesionales de la alimentación, el término es mucho más amplio, pues basta con que un alimento tenga determinadas características e ingredientes para ser considerado insano, como “como harina refinada, azúcar, grasas trans o mucha sal. Aunque por lo general aquellos alimentos que consideramos ‘comida basura’ suelen ser una mezcla de varios de los anteriores juntos”.

¿Se puede preparar ‘comida basura’ en casa’?

Pues según la anterior definición, así es, o al menos, comida malsana, pues basta con incluir unos ingredientes determinados, o un exceso de estos para ‘estropear’ y convertir en comida basura, el alimento más sano, por ejemplo, las legumbres “las lentejas, como tal, son un alimento saludable. Pero si añadimos a un guiso de lentejas una cantidad de importante de aceite además de chorizo, tocino o similares, podríamos decir que esas lentejas son menos saludables que un guiso de lentejas con verduras”. 

Y es que, no todo lo casero es sano, como nos aclara Curro Vidal, “si hacemos un bizcocho o una pizza en casa, podemos utilizar mejores ingredientes que sus equivalentes industriales, por tanto, podríamos decir que a nivel de salud no serían tan perjudiciales. Sin embargo, el consumo de estos productos, aun siendo caseros, no debe ser en ningún caso algo habitual, puesto que, aunque los ingredientes per se no sean perjudiciales, seguirán siendo productos muy ‘palatables’ y su contenido calórico sigue siendo elevado”. 

Entonces, ¿qué podemos hacer para que nuestros bizcochos caseros no sean ‘comida basura’, o alimentos insanos? “si utilizamos harinas integrales, frutas deshidratadas como endulzantes, aceite de oliva virgen extra o aceites no refinados podemos hacer estas preparaciones de forma más saludable. Pero como decía anteriormente, no solo sus ingredientes van a determinar sin son saludables o no, sino también la frecuencia con la que se consuman, puesto que si una persona mantiene un consumo calórico muy elevado a través de estas preparaciones igualmente no será un hábito saludable”, afirma. Una vez más, la clave está en la moderación. 

¿‘Procesada’ es lo mismo que ‘basura’?

No, pues como aclaró a 20minutos el nutricionista y creador del movimiento Realfooding Carlos Ríos en una entrevista, hay procesados, que pueden ser saludables “nosotros hacemos una distinción entre alimentos procesados saludables y no saludables, que son los que alteran de forma perjudicial un producto. Procesados buenos son, por ejemplo, una lata de sardinas en aceite, unos garbanzos cocidos… e incluso puede haber cocina preparada que sea saludable”. No ocurre los mismo con los ultraprocesados, que, en todo caso sí serían ‘comida basura’ e insana, “los ultraprocesados son los que llevan más de cinco ingredientes y entre ellos estén aceites refinados, azúcares añadidos, harinas, aditivos… En definitiva, un alimento insano, poco nutritivo y muy calórico”, aclaraba. 

La ‘batalla’ contra la ‘comida basura’

El recién estrenadoMinisterio de Consumo, con Alberto Garzón a la cabeza, tiene entre sus objetivos prioritarios luchar contra la comida basura y los alimentos procesados. Aunque aún no se han anunciado medidas concretas, el propio ministro reconocía que se plantean medidas como grabar las comidas más insanas o mejorar el etiquetado de los alimentos, por ejemplo, con un semáforo nutricional.

A estas medidas, aunque podría ser útiles, Curro Vidal Torres añadiría alguna más, “desde nuestro punto de vista, es una medida interesante, pero debería ir acompañada de otras medidas que enseñen a la población a tomar mejores elecciones. Por ejemplo, la reducción del IVA a alimentos saludables, la implantación de un nuevo etiquetado como el de Chile, que se incluyan clases de nutrición y/o cocina en los colegios o la introducción de la figura del dietista-nutricionista en la sanidad pública”.

Medidas como estas, que ya se llevan a cabo en otros países de Europa, como Francia, Dinamarca Finlandia, son los que lleva reclamado la OMS varios años para luchar contra la obesidad, una epidemia global que puede tener consecuencias graves para la salud, como diabetes, enfermedades cardiacas, derrame cerebral y cáncer.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento