Sucesos.- Desarticulan una organización que manipulaba genéticamente marihuana para aumentar sus efectos

La Guardia Civil ha desarticulado en Alicante, en el marco de la operación "Extinde", una organización supuestamente dedicada al cultivo y manipulación genética de marihuana y aceite de hachís y al robo de droga a otros grupos. En total, se ha detenido a 13 personas y hay dos investigados. Según han explicado, este viernes, los responsables del operativo, la manipulación genética aumentaba los niveles de THC, el compuesto químico de la marihuana.
Una de las plantaciones localizadas.
Una de las plantaciones localizadas.
GUARDIA CIVIL

Se han practicado 11 registros y se han intervenido 3000 plantas de marihuana, 11 vehículos de alta gama (cino sustraídos en el Reino Unido), numeroso material electrónico y tres pistolas con silenciadores.

La investigación arrancó el pasado julio, cuando agentes de Sant Vicent del Raspeig detuvieron a tres personas cuando realizaban el traspaso de 32 kilos de marihuana.

A los 13 detenidos, de nacionalidad polaca, se les imputan los delitos de pertenecia a una organización delictiva, tráfico de drogas, tenencia ilicita de armas, tráfico de vehículos, falsificación de documentos de identidad y de placas de matrícula, blanqueo de capitales, defraudación de fluido eléctrico y delitos contra la seguridad vial.

El supuesto grupo criminal, según se ha explicado en un comparecencia de prensa en la Comandancia, estaba dividido por parejas que realizaban una vida normal y se dedicaba al envío a nivel de vehículos de alta gama y al cultivo y modificación genética de marihuana. Los envios de droga se realizaban a Reino Unido, Holanda, Francia y Polonia por medios postales.

La operación se ha desarrollado en tres fases. Una primera en octubre cuando se detectó a ciudadanos polacos que estaban adquiriendo importantes cantidades de marihuana. Se comprobó que contaban con antecedentes policiales en su país por hechos similares y que algunos tenían órdenes de detención españolas e internacionales.

Además, se localizó en Picassent y Calp a varios de los investigados con material para realizar "vuelcos": asaltar a otras organizaciones criminales. Con esa información se identificó y ubicó al cabecilla que circulaba con un vehículo de alta gama que constaba como sustraído en Manchester (Reino Unido).

Además, descubrieron que la organización estaba alquilando viviendas de lujo, que eran utilizadas para cultivos indoor de marihuana.

En un segunda fase se realizaron registros en Alicante, Mutxamel y en una nave industrial de Elche, en la que fue descubierto un completo laboratorio para el estudio, análisis y mejora de diversas clases y especies de marihuana.

El laboratorio estaba compuesto por lupas y medidores para seguir el desarrollo del THC de las cepas, así como también por una plantación de 140 plantas para la obtención de la especie de la deseada. También se intervino un kilo de cogollos de marihuana y pequeñas cantidades de hachís y cocaína.

Asimismo, fue descubierto el centro logístico de la organización y se intervino material para el futuro montaje de otra veintena de plantaciones indoor (con centenares de transformadores eléctricos, lámparas alógenas, filtros, sistemas de ventilación, sistemas de bombas de agua y control de la temperatura), todo valorado en más de 100.000 euros. Esa nave estaba custodiada por integrantes de la organización armados con tres pistolas, munición y silenciadores.

En el registro de Mutxamel, en la que residía el jefe de la organización, se intervinieron un laboratorio para el procesado del aceite de hachís (extraído de la marihuana), que se enviaba por paquetería postal, a cualquier lugar del mundo, previo encargo a través de la página web de la organización.

Se intervinieron 100 pipetas de aceite de hachís, dispuestas para su distribución, un kilo de polen de hachís y un kilo de cogollos de marihuana, así como diverso material informático.

Un día después, se realizaron cinco registros más en Aigües, Arenals del Sol (Elche), dos en Gran Alacant (Santa Pola) y uno Coveta Fumà de El Campello. En total, fueron aprehendidas en tres plantaciones indoor unas 500 plantas, así como 40 pastillas de éxtasis, 100 gramos de cogollos de marihuana y 15.000 euros en efectivo.

Finalmente, en la tercera y última fase se llevaron a cabo otros tres registros: uno en una lujosa finca de El Pilar de la Horadada y los otros dos en mansiones de Sant Vicent del Raspeig, donde se intervinieron dos "enormes" cultivos hidropónicos indoor, equipados con la última tecnología, con más de 2000 plantas.

La Guardia Civil ha destacado que supuestamente creaban varios tipos de marihuana mediante la experimentación con nuevas cepas híbridas creadas a partir de otras cepas "madre" de cannabis, para conseguir modificar ciertos efectos o atributos. Esas plantas modificadas no precisaban de ventilación artificial, lo que reducía las necesidades energéticas de la plantación.

ESTRUCTURA DE FUNCIONAMIENTO

Según el instituto armado, la supuesta organización se estructuraba en una compleja red, dividida a su vez, en varias células. El cabecilla dirigía las células desde Mutxamel y la Coveta Fumà, donde residía la mayor parte de los supuestos integrantes.

La organización remitía mediante paquetería postal las pipetas de aceite de hachís y, por transportes de mercancías por carretera los paquetes de marihuana.

La organización, con formación militar, estaba altamente especializada, ya que se valían de avanzados medios técnicos para someter a vigilancias y seguimientos a bandas rivales dedicadas también al cultivo y distribución de marihuana.

La operación ha sido desarrollada por agentes de las Áreas de Investigación de la Guardia Civil de Sant Joan d'Alacant y de Sant Vicent del Raspeig, en colaboración con Europol y agentes de la UDYCO de la Policía Nacional de Alicante. Ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción número 3 de Alicante.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento