Acuerdo entre Fiscalía y acusados del accidente de metro de Valencia: cuatro culpables a cambio de evitar el juicio

Ofrenda floral en recuerdo a las víctimas del accidente de metro de Valencia.
Ofrenda floral en recuerdo a las víctimas del accidente de metro de Valencia.
EP

La Fiscalía Provincial de Valencia ha alcanzado un acuerdo con los ocho procesados por el accidente de Metrovalencia del 3 de julio de 2006, en el que fallecieron 43 personas y otras 47 resultaron heridas, que contempla la retirada la acusación para cuatro de los ochos y penas de 22 meses de prisión para el resto.

Según ha informado este viernes el diario valenciano Las Provincias, y han confirmado a EFE fuentes judiciales conocedoras de la negociación, la exgerente de Ferrocarrils de la Generalitat (FGV) Marisa Gracia es una de las cuatro personas beneficiadas a quien el Ministerio Público dejará de acusar de forma oficial el próximo lunes, cuando está previsto el inicio del juicio.

Además de Marisa Gracia, entre los investigados se encontraban los exdirectivos de esta empresa pública Juan José Gimeno Barberá, Vicente Antonio Contreras Bornez, Manuel Sansano Muñoz, Francisco García Sigüenza, Sebastián Argente Cuesta, Luis Miguel Domingo Alepuz y Salvador Orts Pardo, todos ellos miembros del Comité de Seguridad en la Circulación de esa empresa pública.

La vista, que se iba a iniciar casi 14 años después del fatal descarrilamiento en el Juzgado de Lo Penal 6, será previsiblemente un mero trámite en el que se verbalizará el acuerdo alcanzado entre la Fiscalía y la principal acusación, la que ejerce la Asociación de Víctimas del Metro del 3 de Julio

De esta forma, se retira la acusación a Marisa Gracia; el exjefe de Talleres de Valencia Sud, Luis Miguel Domingo Alepuz; el que fuera director de Operaciones, Manuel Sansano; y el exresponsable de estudios y proyectos, Francisco Orts.

Evitar un juicio mediático

Con este acuerdo entre las partes, los acusados se evitan un juicio que estaba previsto que se alargara durante seis meses de gran expectación. El Juzgado de lo Penal número 6 de Valencia había fijado 66 sesiones para la vista oral en las que estaba prevista la comparecencia de casi 300 testigos y peritos.

La Asociación de Víctimas del Accidente del Metro del 3 de Julio (AVM3J) reclamaba en su escrito inicial de acusación una condena de cuatro años de prisión -cinco meses más que la Fiscalía- para cada uno de los ocho acusados por este suceso, por considerarlos autores materiales -por omisión o cooperación necesaria- de 43 delitos de homicidio por imprudencia grave profesional, 47 delitos de lesiones y un delito contra los derechos de los trabajadores

Otro de los aspectos clave del acuerdo, sobre el que también informa Las Provincias, es que no se reclamará ningún tipo de responsabilidad civil a los cuatro procesados que admitirán su responsabilidad en el múltiple accidente mortal, ya que las indemnizaciones fueron abonadas

Esté será el punto y final de una causa que ha superado hasta tres carpetazos judiciales, uno de ellos apoyado por la Fiscalía, todos ellos enmendados por la Audiencia Provincial.

Las víctimas: "Se hace justicia"

La presidenta de la Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio (AVM3J), Rosa Garrote, se ha mostrado "contenta" con el acuerdo alcanzado: "Me quedo con que la dirección de la empresa ha reconocido que lo ha hecho mal". "Al final se hace justicia y la empresa reconoce que la culpa no fue del conductor, sino de las personas que deciden", ha agregado en declaraciones a Europa Press.

El siniestro ocurrió pasadas las 13.10 horas del 3 de julio de 2006 en la Línea 1 de Metrovalencia, en el tramo entre Plaza de España y Jesús, en una curva del trayecto en el que descarriló una de las dos unidades, la UTA 3736, que fue arrastrándose por las vías. Las lunas del convoy se desprendieron y los pasajeros salieron despedidos por los huecos abiertos.

Como consecuencia, fallecieron 43 personas, incluidos el maquinista y la interventora, y resultaron heridos 47 pasajeros, 38 con necesidad de tratamiento médico o quirúrgico. La velocidad en ese tramo no debía exceder de los 40 km/h, aunque el tren circulaba a 80, sin que el conductor activara el freno de emergencia en la unidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento