Anticorrupción pide la imputación del Defensor del Pueblo catalán por el '3%'

  • Rafael Ribó viajó a la final de la Liga de Campeones por cuenta de un empresario imputado en el '3%'.
  • El viaje tuvo un coste total de 39.300 euros.
Imagen de archivo del síndic de Greuges, Rafael Ribó, en una rueda de prensa del Parlament
Rafael Ribó, en una rueda de prensa del Parlament
David Zorrakino - Europa Press - Archivo

La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado al titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, José de la Mata, que inicie los trámites para investigar por un supuesto delito de cohecho impropio al Sindíc de Greuges de Cataluña, Rafael Ribó, que viajó con su hija a la final de la Liga de Campeones en Berlín en 2015 por cuenta de un empresario imputado en el '3%'.

En el escrito, Anticorrupción detalla que en junio de 2015 el empresario Jordi Soler "decidió invitar a diversas personalidades del ámbito del partido político Convergencia Democràtica de Catalunya (CDC) o de instituciones públicas" catalanas a la final de Berlín.

Entre ellas estaba el convergente Ramón Camp, quien tras recibir un mail de Soler con indicaciones para quedar en el Aeropuerto de Barcelona, contestó "introduciendo" a estos dos nuevos invitados, tal y como recoge el intercambio de mensajes hallado por la Guardia Civil en el móvil del empresario.

"El Rafael (Ribó) tiene una entrada proveniente del Barcelona y me pregunta si hay plaza para su hija", decía el mensaje de Camp. "Oki. Ahora ya somos 14 y 14", contestó el empresario, para a continuación, pedirle los datos de los viajeros. El viaje, que efectivamente se produjo y en el que participaron Ribó y su hija a la luz de la lista de pasajeros facilitada a la Guardia Civil por la compañía aérea, incluía el alquiler de un avión y de una furgoneta para los desplazamientos en Berlín

'Viaje comercial'

De acuerdo a los investigadores, tuvo un coste total de 39.300 euros y se facturó a nombre de Electromecánica Soler, Grup Soler Constructora y Soler Global Service, tres empresas de Jordi Soler bajo la lupa por la sospecha de encubrir mordidas a Convergència a cambio de obra pública.

Anticorrupción apunta además que a la luz de otro de los mensajes hallados en el móvil de Soler, el viaje para asistir al Barça -Juventus de Turín no tenía "una naturaleza social ni amistosa". El día del partido escribió a un contacto identificado como Josep Antoni Colomer: "Ahora estoy en Berlín. No le digas a nadie. Ya te explicaré. Viaje 'comercial'", decía.

Para la Fiscalía, esta conducta de Ribó podría incurrir en un delito de "cohecho impropio" puesto que el defensor del Pueblo "no mantiene relaciones de amistad o afecto con Soler" y "no sólo acepta ser invitado sino que toma iniciativa para obtener un mayor beneficio al solicitar expresamente que también sea invitada su hija".

El escrito añade que "dentro de las funciones y actividades que realiza Soler ninguna tiene relación directa con invitar a personas a viajar a ver un partido de fútbol, es decir; el pago del viaje supone un coste añadido a su actividad empresarial" y además, considera que es "comercial y trata de que nadie sepa de él".

En este contexto, Anticorrupción pide al juez De la Mata que eleve exposición razonada al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) dándole traslado de los indicios delictivos. Se trata de la instancia competente dado que Ribó, en calidad de Sindíc de Greuges, goza de aforamiento.

Artículo 422 del Código Penal 

La Fiscalía explica en su escrito que el artículo 422 del Código Penal castiga lo que se denomina "cohecho pasivo impropio", que sanciona al cargo público que simplemente acepta un regalo entregado en consideración a su posición. 

Sobre este delito para el fiscal es muy significativa la resolución del Tribunal Supremo que revocó el archivo dictado por el Tribunal Superior de Justícia de la Comunidad Valenciana en la pieza de la llamada 'trama Gürtel' relativa al expresidente valenciano Francisco Camps, acordando la continuación del procedimiento respecto al mismo. 

El fiscal precisa que en este caso "Ribó no solo aceptó la invitación al viaje sino que además tomó la iniciativa de solicitar que dicho empresario pagara también el viaje a Berlín de su hija"

Recuerda que en la misma el alto tribunal señaló que "la entrega de unos trajes tiene la consideración de dádiva a los efectos del delito de cohecho", pues "se realiza en consideración a la condición del funcionario o cargo público del que los recibe, de tal forma que, sin esa condición, el regalo no se hubiera realizado". 

El fiscal explica que "el bien jurídico protegido en todas las modalidades del delito de cohecho es el interés de que los funcionarios públicos no incurran en corrupción, es decir, evitar que ejerciten sus funciones en atención a las recompensas solicitadas, entregadas u ofrecidas, con la finalidad general de preservar la objetividad de la Administración Pública". 

Precisa que en este caso "Ribó no solo aceptó la invitación al viaje en un vuelo pagado por Jordi Soler sino que además tomó la iniciativa de solicitar que dicho empresario pagara también el viaje a Berlín de su hija". Además, "dentro de las funciones y actividades que realiza Soler ninguna tiene relación directa con invitar a personas a viajar a ver un partido de fútbol, es decir, el pago del viaje supone un coste añadido a su actividad empresarial". 

El fiscal destaca que "el propio Soler lo considera como un viaje comercial y trata de que nadie sepa de él, según se refleja en un mensaje". 

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, se ha remitido este viernes a las explicaciones que dio el Parlament cuando compareció en comisión parlamentaria el 16 de septiembre de 2019 sobre la acusación de la Fiscalía Anticorrupción por un supuesto delito de cohecho. 

Así ha reaccionado Ribó en una rueda de prensa, después de que la Fiscalía haya pedido al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que investigue al síndic por un supuesto delito de cohecho pasivo impropio por aceptar una invitación a la final de la Liga de Campeones de fútbol de 2015 en Berlín. 

"El síndic compareció en este Parlamento en septiembre de 2019 y dio extensísima información, que fue objeto de debate entre grupos parlamentarios, a ella me remito", ha afirmado Ribó en una rueda de prensa en el Parlament catalán para presentar su informe sobre el decreto digital del Gobierno central". 

En este sentido, Ribó se ha limitado a decir que ya "dio cumplimiento de toda esta cuestión" en septiembre del año pasado, cuando compareció en comisión parlamentaria para dar explicaciones sobre este asunto, y que allí "fue interpelado y hubo discusión con todos los grupos parlamentarios".

"En el diario de sesiones está todo lo que el síndic ha dicho y todo lo que los grupos parlamentarios han dicho", ha zanjado Ribó. 

En su comparecencia parlamentaria el pasado 16 de septiembre, Ribó admitió que fue un error aceptar la invitación para viajar en un avión privada a Berlín, pagado por Jordi Soler, un empresario catalán investigado en la trama del 3 por ciento. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento