Experiencias, tecnología y valores: así es la tienda ideal de los jóvenes

  • Las tiendas 'online' cada vez tienen más importancia por su abanico infinito de productos y la comodidad.
  • El futuro de los establecimientos físicos pasa por la personalización y la diferenciación. 
Joven paseando delante de un escaparate.
Una joven paseando delante de un escaparate.
ACN

Si las tiendas físicas quieren sobrevivir, o al menos coexistir, con la venta 'online', tendrán que apostar por ofrecer a los jóvenes un "centro de experiencias" que integre la tecnología y que transmita valores. Así lo indica un estudio reciente de RetailCat sobre cómo ven los jóvenes el presente y el futuro del retail o, lo que es lo mismo, el comercio de venta al por menor.

Según el informe, los jóvenes de Barcelona de entre 14 a 22 años (grupo demográfico analizado) compran 'online' porque consideran que se les ofrece un abanico infinito de productos y más baratos, que es más cómodo porque no tienen que hacer ningún esfuerzo y porque están en su medio, la tecnología. La compra, muchas veces, acaba siendo una prolongación de su actividad habitual: están en Instagram y les aparece un anuncio de una prenda de ropa que les interesa y la compran.

Pero esto no quiere decir, apunta el estudio, que los jóvenes sientan indiferencia hacia las tiendas físicas. Desde un punto de vista emocional significan lo social, ese momento de ocio con amigos (especialmente relevante entre los 14 y 15 años, cuando supone la introducción al mundo adulto), una vía de desconexión de problemas y la ayuda de personas que atienden, "cuidan" y asesoran ante las dudas. Además de otros factores motivacionales, como la reducción de la incertidumbre y la inmediatez y urgencia: no se tiene que esperar.

Sin embargo, el significado acaba cambiando a medida que avanza su edad. Si entre los más jóvenes evocan sentimientos positivos de esa primera independencia y de un espacio donde divertirse con amigos, entre los más mayores aparecen asociaciones más negativas

Delante de la compra 'real' (ya no van tanto a las tiendas "sin necesidad") se encuentran con situaciones de stress, aglomeraciones, incomodidades, la necesidad de invertir tiempo, más dificultad a la hora de comparar artículos y la sensación de que van a una compra menos enfocada ("No sabes a los que vas", apuntan los jóvenes en el estudio). Además, tienen una ven las tiendas físicas como algo tradicional al haber crecido con el nacimiento y explosión de la compra online.

La evolución de la tienda física

Ante este panorama, ¿qué pasará con las tiendas físicas? El estudio da algunas pistas sobre cuál puede ser la evolución y qué pueden ofrecer respecto a las 'online'. Además de factores como la comodidad o el hecho de que hagan sentir a gusto al cliente (por ejemplo, con la música, los olores o el orden), los más motivadores para los jóvenes son que se proporcione una experiencia, que la tecnología esté plenamente integrada y que se transmitan unos valores.

Los jóvenes quieren un lugar donde vivir experiencias más allá de la compra, sentir que no están en una tienda al uso y sentirse únicos y diferentes. Se fijan en las tiendas de Londres, donde se ofrecen demostraciones, juegos de magia, mundos de fantasía, exposiciones, zonas de fotos... En definitiva, son un centro de experiencias y se potencia la personalización: no todas las tiendas parecen la misma

La tecnología está completamente en sus vidas, así que las tiendas físicas tienen que hacer lo mismo e introducirla en todos y cada uno de los detalles. Los establecimientos pueden apoyar para facilitar y agilizar el proceso de compra: pantallas donde se pueda ver todo el catálogo, localizadores que indiquen donde esta el producto o simuladores a través de lectores biométricos. También pueden incluir el wifi, enchufes libres para cargar dispositivos y, evidentemente, facilitar la creación y publicación en la redes sociales

Y, por último, está la transmisión de valores. Aún con sus incongruencias e incoherencias, los jóvenes se muestran interesados con lo socialmente responsable: tiendas que apoyen causas, que reciclen, que tengan un comercio justo... Valoran positivamente iniciativas que tengan en cuenta la actual realidad de diferencias de genero, no la tradicional separación y oposición hombre-mujer: "En Decathlon me da mucha rabia la separación por sexos", exponen. En definitiva, tiendas que crean en algo y no solamente en vender su producto. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento