Juntas de Bizkaia rechazan la propuesta de reforma de PP para reducir presión fiscal y "adaptarse" a la actual coyuntura

Las Juntas Generales de Bizkaia han rechazado la propuesta de reforma fiscal presentada por el PP para reducir la presión fiscal y "adaptarse" a la actual coyuntura. PNV y PSE-EE, los grupos que integran el Gobierno foral, han defendido los acuerdos alcanzados en los últimos años en materia fiscal que preveían una evaluación este año de las últimas reformas antes de abordar una revisión y que el PP, según han indicado los socialistas, han "roto".

Por su parte, EH Bildu y Elkarrekin Bizkaia han coincidido en la necesidad de abordar un debate fiscal, pero "opuesto" al planteado por los populares.

El pleno de la Cámara ha debatido en pleno este miércoles la toma en consideración de la proposición de norma presentada por el PP para reformar las normas forales que regulan el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y el Impuesto del Patrimonio.

La propuesta ha sido rechazada al apoyarla únicamente los apoderados del PP y sumar los votos en contra de PNV, PSE-EE y Elkarrekin Bizkaia, mientras que EH Bildu se ha abstenido.

La portavoz del PP, Amaya Fernández, ha defendido la necesidad de adaptar a la actual coyuntura la norma sobre IRPF que, según ha indicado, "data de 2013" y "respondió" a la crisis que entonces se vivía para "garantizar sostenibilidad de finanzas públicas". Según ha remarcado, la Diputación está "batiendo récords" de recaudación.

En este contexto, ha incidido en la necesidad de reducir la presión fiscal y "levantar el pie del cuello" de las rentas medias y bajas, y apoyar a las familias con hijos y con personas mayores, así como a los autónomos y el comercio. Asimismo, ha planteado introducir medidas fiscales en Margen Izquierda, Zona Minera y Encartaciones hasta que sus tasas de paro se equiparen a la media vasca, en vez de "recordar a Grecia".

En su iniciativa, el PP plantea, asimismo, "desactivar" el Impuesto sobre Patrimonio por ser "anacrónico" y "desincentivar" el ahorro y la inversión, no gravar las transmisiones entre familia de la vivienda habitual y eximir las donaciones entre cónyuges y descendientes en ciertos límites y no someter a tributación herencias de cónyuges y descendientes en línea directa, entre otras.

En palabras de Fernández, se debe impulsar una fiscalidad "justa y equilibrada", "devolver recursos" a los trabajadores y hacer el territorio "más atractivo" para la inversión.

LA "DERIVA" DEL PP

El apoderado del PNV Jesús Lekerikabeaskoa ha advertido al PP, al que ha recordado el "cambio" de postura que ha tenido en esta materia con respecto a la anterior legislatura, que la fiscalidad debe ser "dinámica" pero no "inestable".

En esta línea, ha insistido en que, antes de efectuar cualquier reforma fiscal, es preciso efectuar una evaluación de la última reforma y analizar entonces las modificaciones que sean necesarias "y llegar a acuerdos".

El portavoz del PSE-EE, Ekain Rico, ha censurado al PP que su propuesta es "la constatación de la deriva adoptada por el Partido Popular hacia el populismo y la demagogia que el señor Casado ya ha impuesto a todo su partido en el resto de España", así como de "la ruptura con los acuerdos y compromisos de país que hace unos años adquirieron en relación a la fiscalidad en Euskadi" que preveían una evaluación este año para analizar una revisión.

A su entender, la propuesta del PP no es "seria en las formas" y es "espeluznante en el fondo" porque "esconde recortes sociales". Según ha indicado, cuando el PP dice que "'donde mejor está el dinero de la gente es en su bolsillo', quiere que lo tengan en su bolsillo para que, inmediatamente, se lo tengan que gastar o en un fondo privado de pensiones, o en un seguro médico privado o en un colegio privado... porque sin impuestos, simplemente, no hay servicios públicos".

"SE NECESITA UNA REFORMA"

El juntero de Elkarrekin Bizkaia Xabier Benito ha considerado que Bizkaia "necesita una reforma fiscal", pero no la que plantea el PP y que supone una fiscalidad "más injusta y más regresiva", aunque la intente justificar con un "argumento" de que va a beneficiar a las rentas bajas y medias que "no es cierto".

De este modo, ha denunciado que el "verdadero propósito" del PP es "colar" una reforma fiscal para "los intereses de clase que representa" con "ventajas" fiscales para "casuísticas que sólo benefician la rentas altas".

Por su parte, EH Bildu se ha abstenido en la toma en consideración de la propuesta porque, según ha indicado la juntera Arantza Urkaregi, considera que es preciso impulsar el debate sobre la fiscalidad pero de forma "diametralmente opuesta" a la que plantea el PP. "No compartimos lo que PNV y PSE repiten de que ahora no toca", ha indicado.

Para EH Bildu, es necesaria un debate "a fondo" sobre la fiscalidad con el objetivo de que sea "justa y progresiva" y permita redistribuir la riqueza y sea "suficiente" para hacer frente a las necesidades sociales. "Ése no es el objetivo del PP", ha criticado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento