Calvo avala la rebaja de la pena por sedición: "Europa y el Supremo nos han mandado el mensaje de hacer algo"

Carmen Calvo
Carmen Calvo
EUROPA PRESS - Archivo
Carmen Calvo comparece con motivo de la reforma del Código Penal.
ATLAS

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha negado que la reforma del delito de sedición para una rebaja de penas en el Código Penal forme parte de los acuerdos para la mesa  de diálogo con los independentistas catalanes y que sería la Justicia, no el Ejecutivo, la que, en su caso, aplicaría la "derivada" de una rebaja de la condena a los políticos condenados.

En una entrevista en la Cadena Ser, Calvo ha dicho concretamente: "Estamos armando este proyecto. No forma parte en absoluto de la mesa de diálogo con Cataluña".

Como hiciera el martes la portavoz del Gobierno María Jesús Montero, Calvo explicó también que esa propuesta de reforma forma parte de la política legislativa que tiene prevista el Gobierno, que en el ámbito penal pretende también modificar lo relativo al consentimiento sexual de las mujeres.

Dejó claro además que sobre esa reforma el Gobierno no hablará con ningún presidente autonómico y que solo se someterá al Parlamento, donde habrá que negociar con los grupos parlamentarios para lograr la mayoría absoluta necesaria, al ser ley orgánica.

Calvo considera que Europa "nos ha mandado el mensaje de que hay que hacer algo, hay que actualizar algo" en el Código Penal para "acompasarlo" a los comportamientos sociales actuales. Reconoció que esa reforma podría tener "una deriva" en esa rebaja de condena a los políticos condenados, pero eso "no depende del Gobierno" sino que corresponde, en su caso, a la Justicia.

La oposición ha tildado de "indulto encubierto" la reforma del delito de sedición en el Código Penal y Pablo Casado ya ha confirmado que el PP no lo piensa apoyar en el Parlamento.

En otro orden de cosas, la vicepresidenta primera ha asegurado que ya tiene fecha un decreto ley para modificar "este asunto clamoroso de que una persona pueda ser despedida del trabajo si tiene un problema de salud".

Sobre el salario mínimo, Calvo ha asegurado que el Gobierno aspira a reactivar el diálogo social, y ha defendido que su subida "no destroza empleo sino que hace crecer elementos como el consumo". Para añadir: "El salario se va a incrementar, pero será de manera progresiva y asumible para no poner en riesgo a las medianas y pequeñas empresas".

Preguntada por el estudio de la RAE y el lenguaje inclusivo ha añadido: "Pedimos un informe para que me dijeran algo. Por ejemplo, que nos llamaran por nuestro nombre: ministras, diputados, etec. El cerebro no pude seguir en masculino. Si dicen vicepresidente, yo no me siento aludida".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento