Harry y Meghan ya no son altezas reales: a qué renuncian realmente y qué dudas quedan sin resolver

La prometida del príncipe Harry en realidad se llama Rachel, como su personaje de 'Suits', pero utiliza su segundo nombre.
Imagen de archivo de los duques de Sussex.
FACUNDO ARRIZABALAGA / EFE

Lo que los británicos han bautizado como 'Megxit', es decir, la salida de los duques de Sussex, Harry y Meghan, de la familia real británica, alcanzó este sábado uno de sus puntos culminantes con un comunicado del Palacio de Buckingham, firmado por la propia reina Isabel II, en el que se anunciaba que, entre otras cosas, su nieto y la esposa de éste perdían el tratamiento de altezas reales. Pero, llegados a este punto, ¿qué pierden los duques? ¿y qué incógnitas quedan aún por resolver?

Recoge la BBC que el primer efecto de la pérdida de tratamiento de altezas reales es que la pareja y su hijo Archie dejarán de percibir fondos públicos del presupuesto soberano que distribuye la reina Isabel II. No sólo eso: tendrán que devolver la parte de ese dinero que usaron para reformar su residencia oficial en Gran Bretaña, Frogmore Cottage, en los terrenos del castillo de Windsor, que se estima en 2,4 millones de libras. Además, se les apartará de compromisos reales, incluidos los militares, y ya no representarán a la reina.

Harry pierde el título de capitán general de los Royal Marines (cargo que recibió de su abuelo, Felipe de Edimburgo, en 2017) y dejará de ser comandante de honor de la Royal Air Force. También deja de ser embajador de la Juventud de la Commonwealth.

En cambio, siguen siendo duques de Sussex y podrán mantener sus patrocinios privados a organizaciones y proyectos sociales, que en el caso de Harry ascienden a 14 y en el de Meghan, a cuatro.

Además, y pese a los rumores en sentido contrario, el príncipe Carlos les seguirá dando apoyo financiero privado.

Otra cosa que no pierde Harry es su estatus de príncipe y su posición en la línea de sucesión al trono (actualmente, sexto lugar, tras el príncipe Carlos, su hermano William y sus sobrinos George, Charlotte y Louis).

Dudas aún por resolver

Pero pese a que el comunicado de este sábado parece zanjar la crisis, aún quedan dudas por resolver.

La primera de ellas la plantea la propia nota, y es quién pagará los gastos de seguridad de la pareja.

Otra afecta al futuro de la pareja. Harry y Meghan quieren hacer crecer su patrimonio en torno a la marca 'Sussex Royals'. La cuestión es que a partir de ahora, oficialmente, ya no son 'royals'. ¿Podrán seguir manteniendo la marca? En breve se sabrá.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento