Gallardón
Ruiz-Gallardón, respondiendo una pregunta de un ciudadano. (EFE) EFE

El alcalde de Madrid, Alberto-Ruiz Gallardón, incidió por dos veces en que "mi mayor ambición no es ser presidente del Gobierno" sino que debe ser Mariano Rajoy el próximo candidato, "aunque la ambición en política no es mala". Así de directas fueron las primeras preguntas de los invitados en el programa 'Tengo una pregunta para usted' de Televisión Española, que Gallardón acogió con bastante tranquilidad aunque con un tono serio.

Con un clásico traje gris, camisa azul y corbata granate, Gallardón respondió a algunas de las 100 preguntas que habían preparado las 51 mujeres y 49 hombres seleccionados. Directo, serio en algunas ocasiones, y siempre manoseando una pluma entre sus manos, el alcalde atendió a los invitados a los que en muchas ocasiones se dirigió por su nombre de pila en un intento de ahondar en la cercanía.

Una de las primeras preguntas fue sobre la posición del Gobierno del PP en la guerra de Irak. El alcalde de Madrid defendió a Aznar en su decisión de apoyar la guerra, "porque en ese momento se tenía información equivocada".

Respecto a la posibilidad de la reforma de la ley del aborto dijo que la actual ley es la adecuada. "El aborto es una fracaso siempre", dijo rotundo,y recalcó que hay que incidir en políticas de educación sexual y de ayudas a la mujer.

El aborto es un fracaso siempre

Sobre la asignatura de Educación para la Ciudadanía explicó que "los gobiernos no están para adoctrinar". "No sé qué aporta" esta asignatura a los estudiantes. Matizó que la ley hay que cumplirla, "pero dentro de la ley hay alternativas", dijo para defender la objeción de conciencia a esta asignatura.

Las ya famosas inundaciones de la M-30 fueron centraron otra pregunta lanzadas al alcalde, que no supo concretar por qué se producen y tan sólo reconoció que tardaron mucho en achicar el agua tras la última inundación producida tras la granizada de hace unos días.

Su polémicas con la Cadena Cope y con Jiménez Losantos fueron otro de los puntos expuestos por los ciudadanos. Gallardón aseguró que ejerció su derecho a defenderse en los tribunales. Pero sobre todo quiso recalcar que, aunque cualquiera puede difamar sobre otra persona "lo que me duele especialmente es que esas injurias se hayan hecho en la emisora de la Iglesia en España".

De los candidatos a la presidencia de EE UU destacó las virtudes de ambos, pero no dijo cuál es su preferido. "De Obama me gusta su frescura, la integración y la cercanía; de McCain valoro su esfuerzo, el trabajo en equipo y la experiencia".

El primer problema de la crisis es que el Gobierno no ha reconocido que existía

Sobre la crisis económica reiteró que el primer problema es que el Gobierno no ha reconocido que existía. La solución que planteó es "definir primero cuál es nuestro objetivo económico y después dedicar más esfuerzos a las nuevas tecnologías y la innovación".

Un joven le preguntó si tenía un cigarro y, anonadado, Gallardón le dijo: "No, no tengo un cigarro para darte. No fumo". Otra chica le dijo que qué podía hacer para abandonar el desengaño que tenía con los políticos. En tono paternalista Gallardón la animó a salir de esa actitud escéptica porque "tú puedes cambiar las cosas". Por la cara que puso y la respuesta que dio la joven ("No, gracias") parece que no la convenció.

Una mujer en silla de ruedas lanzó el reto de la noche al alcalde. Le invitó a estar dos o tres días completos en silla de ruedas para comprobar las dificultades que siguen teniendo lo discapacitados. Gallardón asumió los problemas que tienen estas personas y dijo que se había avanzado mucho en la eliminación de barreras arquitectónicas. Respecto al reto lanzado por la mujer, aseguró rotundo que "no sería capaz de valerme como usted, y eso es lo que me hace admirar su esfuerzo. Sólo puedo comprometerme a trabajar por las personas con algún tipo de discapacidad".

Ibarretxe ha pretendido hacer pedazos la soberanía nacional

Un ciudadano le planteó que qué era peor si soñar todos los días con Esperanza Aguirre o levantarse oyendo a Jiménez Losantos en la Cope. "Soñar con Esperanza Aguirre sería un sueño agradable", le respondió con una ligera sonrisa. Reconoció que había tenido diferencias con ella pero que ambos harán "siempre lo que determine mi partido".

Contundente fue con el planteamiento de referéndum de Ibarretxe. El lehendakari "ha pretendido hacer pedazos la soberanía nacional que nos corresponde a todos los españoles", algo contrario a la Constitución, según el alcalde de Madrid. Planteó que si saliera adelante la propuesta de Ibarretxe nadie sabría dónde estaría después el límite de la segregación: "¿En una provincia, en un municipio?, se preguntó Gallardón.