El accidente del avión de Spanair que el pasado 20 de agosto costó la vida a 154 personas podría haberse evitado de haberse realizado una comprobación recomendada por el fabricante del aparato.

Así se deprende del informe preliminar del accidente, realizado por la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC), al que ha tenido acceso el diario El País.

Spanair no comprobó la alarma

El borrador del mismo señala que el MD-82 no llevaba desplegados los flaps (los alerones que dan sustentación al aparato en el despegue), algo de lo que el sistema de alarma no avisó al piloto. Según el informe, en el caso de que dicho sistema de aviso hubiera funcionado correctamente, se hubiera podido evitar el accidente. Esta teoría ya fue defendida por el diario The Wall Street Journal.

Spanair no comprueba los sistemas en cada vuelo
Según el texto, un fallo similar se produjo en el accidente de otro MD-82 en Detroit en 1987, tras lo cual McDonell-Douglas (ahora Boeing) "recomendó" a las compañías comprobar siempre ese sistema de seguridad, que alerta de anomalías para el despegue antes de cada vuelo.

Spanair, no obstante, sólo especifica en sus protocolos que la comprobación debe hacerse antes del primer vuelo del día o cuando cambian los dos pilotos.