El juicio a Trapero en la Audiencia Nacional arranca este lunes manteniéndose la acusación de rebelión

Trapero arriba a l'Audiència Nacional per declarar pel procés
Trapero, en su llegada a la Audiencia Nacional durante el juicio del procés.
EUROPA PRESS

El que fuera máximo responsable operativo de los Mossos d’Esquadra durante el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 en Cataluña, el ex mayor Josep LluisTrapero, se sienta desde este lunes en el banquillo de la Audiencia Nacional (AN) en el primer día del juicio a la cúpula de la policía catalana por la presunta participación del cuerpo en el procés. Trapero es el principal acusado y el primero en declarar este lunes. Se enfrenta a una pena de 11 años de prisión por un delito de rebelión.

La vista oral contra Trapero, la ex intendente de los Mossos Teresa Laplana y los ex jefes de la policía autonómica Pere Soler y César Puig reserva las primeras cuatro sesiones para sus respectivas declaraciones.

La Fiscalía mantiene la petición de 11 años de cárcel por rebelión para Soler y Puig y de cuatro años para Laplana, en el caso de esta última por sedición, el mismo cargo que se acabó imponiendo en la sentencia del Tribunal Supremo a la cúpula del procés dada a conocer el pasado 14 de octubre.

El próximo 3 de febrero comparecerá como primer testigo el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, el mando encargado de coordinar la actuación de las Fuerzas de Seguridad en la jornada de votación del 1-O y en el asedio a la Conselleria de Economía del 20 de septiembre de 2017.

Ante el Supremo, afirmó que el operativo organizado por Trapero para el 1-O (un binomio de agentes en cada colegio electoral) fue «una estafa» programada para facilitar la consulta a pesar de su prohibición por orden judicial.

En la siguiente jornada intervendrá Ferran López, el número 2 de Trapero, su sustituto en la jefatura operativa de los Mossos tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución por parte del Gobierno de Mariano Rajoy, y que también tomó parte en el juicio del procés en el Tribunal Supremo.

La vista oral prevé la comparecencia de 104 testigos hasta el próximo 16 de marzo

En días sucesivos declararán decenas de guardias civiles, policías y mossos que participaron en el dispositivo de aquel día. El calendario de esta vista oral se fijó el pasado 12 de diciembre y prevé la comparecencia de 104 testigos hasta el próximo 16 de marzo.

Testificarán Junqueras, Forn y Sànchez

Podrían cerrar la fase testifical el líder de ERC, Oriol Junqueras, el ex conseller de Interior Joaquim Forn y el ex presidente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez. Los tres cumplen prisión tras el juicio a la cúpula del procés que se llevó a cabo en el Tribunal Supremo entre febrero y julio de 2019.

Sus declaraciones son a propuesta de la defensa de Trapero, ejercida por la abogada Olga Tubau, y en el caso de Sànchez también por parte de la defensa de Laplana. El tribunal podría admitir que los tres declaren por videoconferencia al encontrarse encarcelados en centros penitenciarios catalanes.

"Tuvimos conocimiento de lo ocurrido en el Parlament (la DUI) y nos pusimos a disposición del órgano judicial por si ordenaban alguna acción"

También está citado el ex president de la Generalitat Artur Mas, que también fue testigo en el juicio del 1-O y que fue condenado por el Tribunal Supremo a 13 meses de inhabilitación para ejercer cargos públicos por un delito de desobediencia por organizar la consulta ilegal del 9 de noviembre de 2014. Mas dejará de estar inhabilitado el próximo 23 de febrero.

Se ofreció a detener a Carles Puigdemont

Aunque no era obligado que testificara ante el Supremo en el juicio del procés, por estar pendiente la causa en la Audiencia Nacional que hoy comienza la vista oral, Trapero compareció ante el Alto Tribunal y declaró que se ofreció para detener al ex president de la Generalitat huido a Bélgica Carles Puigdemont y a los consellers de su Govern tras la declaración unilateral de independencia del 27 de octubre de 2017. También desveló que instó en dos ocasiones al Govern a cumplir la legalidad.

Para la Fiscalía, «como máximo responsable de los Mossos d’Esquadra, diseñó de forma deliberada unos mecanismos de actuación» para impedir que los agentes cumplieran «con las resoluciones del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC)» durante el 1-O.

La Fiscalía mantiene el delito de rebelión

A pesar de que la defensa de Trapero pidió que el Ministerio Público aclarara antes de la vista oral qué delito iba a solicitar al mayor de los Mossos, la Fiscalía mantiene la acusación por rebelión aunque podría rebajarla al inicio de juicio dentro de la fase de cuestiones previas.

La defensa de Trapero hizo esta petición a la vista de que el Tribunal Supremo condenó a la cúpula del procés por un delito de sedición, que contempla penas menores de privación de libertad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento