Trapero, el duro y solitario exmayor de los Mossos que pasó de consentir el 1-O a ofrecerse para detener a Puigdemont

  • Se crió en Santa Coloma de Gramenet y le gusta caminar por la montaña y tocar la guitarra.
El exjefe de los Mossos d'Esquadra Josep Lluis Trapero a su llegada a la Audiencia Nacional para afrontar su tercera comparecencia ante la juez Lamela.
El exjefe de los Mossos d'Esquadra Josep Lluis Trapero.
Emilio Naranjo / EFE

Josep Lluis Trapero, exmayor de los Mossos d'Esquadracon fama de hombre duro, estricto, silencioso y solitario, será juzgado a partir de este lunes en la Audiencia Nacional por rebelión por haber consentido la celebración del 1-O en 2017 y no haber frenado el asedio a la Conselleria de Economía. Sin embargo, en el juicio del 'procés' desveló que se ofreció para detener al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, y a sus consellers tras la declaración unilateral de independencia en Cataluña, y que instó en dos ocasiones al Govern a cumplir con la Constitución y la legalidad.

Nacido en 1965 en Santa Coloma de Gramenet y criado en el popular barrio de La Guinardera de este municipio barcelonés, tiene a sus espaldas casi 30 años de experiencia como mosso. Se formó en la Escuela de Policía de Cataluña, donde ingresó en 1989, y más adelante, en 2006, se licenció en Derecho en la Universitat Oberta de Catalunya. También hizo cursos en la academia de los Estados Unidos del FBI. 

En 2008 fue jefe de la División de Investigación Criminal de los Mossos y en 2012 fue nombrado jefe de la Comisaría General de Investigación Criminal. Durante 2013 se convirtió en comisario en jefe del cuerpo y cuatro años después, en 2017, en mayor, cargo con el que gestionó los atentados de La Rambla de Barcelona y de Cambrils de agosto de ese año, una gestión que fue polémica porque se hizo público que la policía catalana recibió avisos sobre posibles ataques terroristas en la conocida calle de la capital catalana. En octubre de 2017, tras el 1-O, fue cesado en aplicación del artículo 155 de la Constitución.

En Santa Coloma, Trapero creció como el mayor de los tres hijos de Luisa y Lino, un taxista de Valladolid, en una casa donde se hablaba en castellano. Luego se trasladó con Sonia Jiménez, su pareja de toda la vida nacida en el mismo lugar que él, a un un piso con piscina en Sant Cugat del Vallés, uno de los municipios con mayor renta per cápita de Cataluña.

Con ella le gusta frecuentar en verano Cadaqués, destino de la burguesía catalana en la Costa Brava, donde hace unos años se le pudo ver en casa de la periodista Pilar Rahola. Fue a través de un comentado vídeo que la anfitriona colgó en Twitter y en el que Trapero aparecía tocando la guitarra y cantando 'Paraules d'amor' de Serrat con camisa hawaiana y rodeado, entre otros, de Puigdemont y el expresidente del FC Barcelona Joan Laporta. 

Entre las aficiones del exmayor de los Mossos está pasear por la montaña -se interesó por la biología y los animales antes de pensar en ser policía- y también estaba el tabaco, que dejó después de ser fumador empedernido durante años.

Quién es quién en el juicio de Trapero.
Quién es quién en el juicio de Trapero.
CARLOS GÁMEZ
Mostrar comentarios

Códigos Descuento