La Comunidad inaugura el primer parking disuasorio para reducir la entrada a Madrid en coche privado

  • Desde este jueves funcionan 1.470 plazas junto a la estación de Cercanías de Colmenar Viejo. 
Ignacio Aguado y Ángel Garrido durante la presentación de las primeras plazas del plan de aparcamientos disuasorios.
Ignacio Aguado y Ángel Garrido durante la presentación de las primeras plazas del plan de aparcamientos disuasorios.
Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid ha puesto en funcionamiento este jueves las primeras 1.470 plazas de aparcamiento disuasorio en el parking anexo a la estación de Cercanías de Colmenar Viejo. Esta instalación servirá como prueba piloto para la configuración definitiva de la red regional de parking disuasorios.

El acceso a este aparcamiento es gratuito con un título de transporte válido, que debe utilizarse el mismo día, y la estancia es por un máximo de 18 horas continuadas. Para ello, se ha impulsado un sistema de control de acceso y un sistema de tarifas ligado a dicho uso, que garantiza la gratuidad de los usuarios de transporte público durante la estancia. De este modo, la entrada al aparcamiento se realiza de forma ordinaria, tomando un ticket en la entrada. A la salida, ese ticket se valida en el cajero con la tarjeta de transporte público que se haya utilizado ese día. 

Además, a partir del 24 de enero, a través de una aplicación móvil se podrá validar desde el teléfono móvil el acceso al aparcamiento disuasorio sin necesidad de pasar por el cajero. Una vez registrados en la aplicación, los usuarios accederán y saldrán automáticamente del aparcamiento, que está dotado con lectores de matrícula.

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, y el consejero de Transportes y Movilidad, Ángel Garrido, han presentado el nuevo servicio junto al alcalde de Colmenar Viejo, Jorge García. 

El vicepresidente regional ha destacado “el paso adelante en materia de movilidad” que supone “inaugurar el primer aparcamiento disuasorio de la red Aparca+T en Colmenar Viejo”. Para Aguado, la puesta en marcha de esta red ayudará a que los madrileños se desplacen “de una forma rápida, sostenible y barata”.

Las 1.470 plazas puestas en funcionamiento este jueves forman parte de las casi 50.000 que contempla el proyecto de aparcamientos disuasorios que impulsa el Gobierno regional, conocido como Plan Aparca+T. El programa se va desarrollar en tres fases a lo largo de 12 años. La primera concluye en 2021 y, para entonces, se calcula que se dispondrá de 25 aparcamientos y un total de 16.000 plazas. Al final del periodo, en 2029, la red alcanzará más de 90 aparcamientos con más de 46.000 plazas, que permitirán reducir el tráfico de acceso a la capital durante la hora punta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento