'Ahora mismo estamos viendo la rotura de niveles de soporte en muchos títulos y el Ibex-35 parece que está dando por perdido los 11.000 puntos', dijo un operador.

El Ibex-35 llegó a caer más de un 5 por ciento a 10.819,7 puntos. A las 13.20 hora local, el principal índice bursátil español bajaba un 4,7 por ciento.

En tanto, el índice general de la Bolsa de Madrid se depreciaba un 4,84 por ciento, a 1.168,00 unidades.

El conjunto de los mercados financieros globales se vieron sacudidos el lunes después de que Lehman Brothers se acogiera a la protección contra la bancarrota y Merrill Lynch acordara su venta, en lo que se está convirtiendo en el recrudecimiento de una crisis financiera cada vez más profunda.

'La lectura que suele acompañar a este tipo de noticias es totalmente negativa en el corto plazo y tiene un efecto contagio sobre el conjunto de los bancos. La pregunta clave es ahora ver quiénes tienen exposición a Lehman y en qué medida se van a ver afectados', dijo Alberto Zumárraga, director general de Mercagentes.

En Francia, el CAC-40 de la Bolsa de París bajaba un 5,42 por ciento, a 4.099,55 puntos, mientras que el índice FTSE-100 de la Bolsa de Londres retrocedía un 5 por ciento a 5.145,9 unidades.

En el mercado doméstico, BBVA se depreciaba un 6,88 por ciento, a 10,83 euros, mientras que Santander caía un 5,38 por ciento a 10,73 euros.

Dentro del sector, Popular se desinflaba un 4,17 por ciento. Banesto bajaba un 3,85 por ciento, Sabadell cedía un 4,06 por ciento, Bankinter un 3,03 por ciento.

Entre los sectores más castigados también figuraba el constructor, que acusaba lo que operadores calificaron como una 'sequía o empeoramiento de las condiciones de los mercados de crédito' tras el efecto Lehman.

Ferrovial era el peor valor del selectivo con un descenso del 6,73 por ciento a 31,90 euros. Acciona se depreciaba un 5,29 por ciento, a 125,35 euros, mientras que Sacyr-Vallehermoso se desinflaba un 5,53 por ciento.

ACS bajaba un 4,17 por ciento, a 28,05 euros

Otro foco de atención en el mercado doméstico era Colonial, que tras cotizar al alza en las primeras operaciones, se depreciaba a mediodía un 12,9 por ciento, a 0,27 euros a pesar de anunciar que ha alcanzado con sus bancos acreedores un acuerdo vinculante para la reestructuración de su deuda financiera.

En un hecho relevante, Colonial dijo que el acuerdo engloba el préstamo sindicado y la mayoría de la deuda operativa no garantizada de Colonial, lo que supone un montante total de deuda aproximado de 7.000 millones de euros.

FCC también se veía presionado de forma adicional en este mercado bajista después de que Colonial dijera además que tiene previsto la venta de la totalidad de su participación del 15 por ciento en la constructora.

Los títulos de FCC caían un 5,55 por ciento.