El Ayuntamiento de Valladolid, con abstención de Vox, reclama a la Junta que aporte la cantidad comprometida en la Feria

El Pleno municipal del Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado este martes, con los votos a favor de PSOE, PP, Ciudadanos y Toma la Palabra y la única abstención de Vox, una moción del Grupo Socialista para instar a la Junta de Castilla y León a cumplir con los acuerdos del Consorcio de la Institución ferial y aportar en torno a un millón de euros para las obras de mejora del recinto.
El Ayuntamiento de Valladolid, con abstención de Vox, reclama a la Junta que aporte la cantidad comprometida en la Feria
El Ayuntamiento de Valladolid, con abstención de Vox, reclama a la Junta que aporte la cantidad comprometida en la Feria
20M EP

Este ha sido uno de los acuerdos adoptados este martes en el primer pleno municipal del año, en el que solo se han aprobado las dos mociones presentadas por los grupos que forman el equipo de Gobierno, mientras han quedado rechazadas las cuatro que planteaba la oposición, muy centradas en asuntos de la promoción económica y la actividad en mercados municipales y polígonos.

Tras un extenso debate de todas las mociones, la última de ellas era la propuesta por el Grupo Municipal Socialista en la que se pretendía instar a la Junta a cumplir con los acuerdos adoptados en octubre de 2018 en el Consorcio de la Institución Ferial -Feria de Valladolid- para que las entidades que integran el mismo aportaran un total de 2,5 millones de euros para financiar las obras de mejora del recinto.

Como ha apuntado la concejal de Innovación, Desarrollo Económico, Empleo y Comercio, Charo Chávez, el actual consejero de Empleo de la Junta, Germán Barrios, se desmarcó en unas declaraciones realizadas a Europa Press del acuerdo "verbal" adoptado por el anterior Gobierno de la Junta y apuntó que eran lógico que el alcalde de la ciudad, Óscar Puente, se implicara en las inversiones en infraestructuras como la Feria ya que la Junta tiene una menor presencia en el consorcio, en relación con su participación -dos novenos frente a un tercio del Consistorio-.

Chávez ha interpretado en esas declaraciones una falta de interés de la Junta y del consejero que representa a Ciudadanos en las inversiones de la Feria de Valladolid, pero ha recordado que la decisión se tomó en el seno del consorcio y que se trata del único de este tipo del que forma parte la Institución autonómica, por lo que debe "asumir responsabilidades".

Todos los grupos, salvo Vox, han apoyado la propuesta debido a que el concejal de esta formación de derechas ha considerado que el Pleno no debe ser un "campo de batalla" en el enfrentamiento entre el PSOE y la Junta de Castilla y León y ha creído más útil pedir una reunión con el consejero para tratar directamente el asunto.

El portavoz de Ciudadanos, Martín Fernández Antolín, ha comenzado por matizar la postura del consejero que representa a su partido ya que los presupuestos de la Junta "ya estaban cerrados" cuando accedió al cargo y aunque se podría haber destinado una partida a la Feria considera que "no es responsable hacerlo". Sin embargo, posteriormente y cuando la concejal Chávez le había reprochado el apoyo al consejero, ha apuntado que su grupo iba a votar a favor aunque ha apostado por iniciar una negociación con la Junta.

Mientras tanto, el Grupo Popular, cuya presidenta, Pilar del Olmo, era la consejera de Economía y Hacienda cuando se adoptó el acuerdo para las obras en el Consorcio, ha apoyado la moción y se ha mostrado de acuerdo en que la Feria necesita inversiones. Eso sí, la concejal Irene Núñez ha recordado que el anterior equipo de Gobierno tardó mucho tiempo en presentar el convenio a la Junta, pues se comenzó a hablar del mismo en abril de 2016 y se ha aprobado el pasado mes de diciembre.

En este sentido, el concejal de Planeamiento Urbanístico, Manuel Saravia, ha lamentado que a la Junta le resulte "tan difícil" una gestión que parecía "tan fácil" hace un año.

La otra moción aprobada, con un cierto grado de consenso además, ha sido la relativa a la lucha contra la adicción al juego online y en locales de apuestas, en la que ha habido puntos aprobados por unanimidad, aunque los que realizaban reclamaciones a la Junta para que sea más estricta en su normativa el PP y Ciudadanos se han abstenido.

El concejal del PP Antonio Martínez Bermejo ha justificado esta posición en el "respeto" que consideran que el Ayuntamiento debería mantener debido a que las Cortes tramitan actualmente una modificación de la Ley de Juego, una normativa que en todo caso la concejal socialista Rafaela Romero ha calificado de "laxa".

Entre los asuntos a los que se compromete el equipo de Gobierno, algunos repetidos de la moción aprobada en 2018, está establecer limitaciones urbanísticas a la implantación de casas de apuestas atendiendo a lo que se establezca en la ley autonómica -VTLP propone límites de 1.000 metros entre establecimientos y de 500 con respecto a centros educativos mientras la normativa refleja 300 y 100 metros, respectivamente-.

Asimismo, como ha avanzado Rafaela Romero, el Ayuntamiento establecerá a partir de final de año, cuando concluye la actual concesión de la publicidad en soportes municipales, la limitación de los anuncios de casas de apuestas.

Al acuerdo se han incorporado varias enmiendas propuestas por el Grupo Popular, como el compromiso de que el Ayuntamiento inspeccione y sancione promociones de bebidas alcohólicas asociadas al juego; o instar al Gobierno de España a evitar que se pueda apostar sobre eventos de categorías inferiores o juveniles o que prohiba los bonos regalos de apuestas como reclamo.

Otro acuerdo que ha tomado el Pleno, en este caso vía una moción institucional, ha sido renovar el compromiso del Ayuntamiento para que Valladolid mantenga la distinción de Ciudad Amiga de la Infancia que otorga Unicef.

En cuanto a las propuestas rechazadas, el PP no ha logrado el respaldo para sacar adelante sus mociones para la modernización y dinamización de los mercados municipales y del polígono de Argales. En ambos casos, los concejales del equipo de Gobierno han defendido los trabajos que se llevan a cabo en ambos campos.

De hecho, Manuel Saravia ha apuntado que se encuentra abierta la licitación del contrato de redacción del proyecto de actuación en la avenida Norte de Castilla y calle Daniel del Olmo, en el enlace con la avenida de Madrid y en los espacios verdes del polígono. Se deberá redactar en cinco meses, con un coste de 59.000 euros y las obras podrían iniciarse a final de 2020.

La propuesta de Ciudadanos para la incentivación del establecimiento de empresas innovadoras responsables con el desarrollo sostenible tampoco ha salido adelante, al igual que la de Vox que planteaba medidas estructurales para mejorar la calidad del aire.

Entre dichas medidas se incluían aspectos como bonificar al 50% el impuesto de vehículos de los que cuentan con la etiqueta C de color verde, que la concejal de Medio Ambiente, María Sánchez, ha rechazado porque son coches "contaminantes"; o la inversión de 33 millones para adquirir 100 nuevos autobuses en los próximos años, lo que el concejal de Movilidad, Luis Vélez, ha desechado por considerar que no es realista y tras recordar que el proceso de renovación de la flota está en marcha con 32 nuevos vehículos en cinco años.

REPROCHES A MARTÍNEZ BERMEJO

Más allá de las mociones, se ha confirmado la aprobación definitiva del Presupuesto de 2020 tras tramitarse las alegaciones, al igual que la reclamación de siete de los concejales que formaban el Grupo Popular durante el anterior mandato.

En este punto, el portavoz socialista, Pedro Herrero, ha criticado duramente al actual edil del PP Martínez Bermejo, uno de los reclamantes, de quien ha dicho que busca un "afán de protagonismo" y le ha espetado -aunque se había ausentado del salón de Plenos por su deber de abstención- que "cree el ladrón que todos son de su condición". Pilar del Olmo, cuyo grupo se ha abstenido, ha reprobado esas palabras y ha pedido, sin éxito, que el edil del PSOE las retirara.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento