Tamara Gorro revela que ha necesitado medicamentos para superar sus problemas de salud

Tamara Gorro, en febrero de 2019.
Tamara Gorro, en febrero de 2019.
Sergio R Moreno / Gtres

No hay duda alguna de que Tamara Gorro ha pasado una etapa muy mala para finalizar 2019 y, apuntan algunos seguidores, la razón podría ser la relación rota y perdida con una de sus más íntimas amigas a finales de octubre, dado que consideraba que la había traicionado por dinero. 

Pero del bache de salud que tanto le afectó la influencer no quería hablar... hasta ahora. Gorro, muy dada a compartir con sus seguidores su día a día hasta cuando se trata de problemas de salud "menores",ahora ha desvelado que tuvo que tomar medicinas y que por eso no ha podido acudir a su cita con el gimnasio por algo más grave.

La instagramer, que en aquella época se recluyó en su casa y aseguraba no estar pasándolo bien -teniendo bien preocupados a sus fans-, por fin ha dado explicaciones a través de varias stories de su red social favorita.

Si por ella fuera, no hubiera abandonado de la noche a la mañana sus tablas de ejercicios, pero, tal y como ha narrado con el mismo desparpajo que ha enamorado a su millón y medio de seguidores, no le quedó otro remedio.

La madrileña de 32 años hace una semana subía una fotografía en el gimnasio y comenzaba su revelación. "A finales de octubre dejé de entrenar y en noviembre tan solo lo hice dos días. Después de dos meses y medio vuelvo a la rutina que tan bien me hace a la mente y que tuve que dejar", escribió, para luego dar a entender que pronto lo contaría todo.

"Creo que os debo una explicación. Como sabéis ya, a fines de octubre o principios de noviembre tuve un gran bajón", comienza diciendo la esposa de Ezequiel Garay en el vídeo que se ha grabado mientras camina con ropa de deporte, lo que nos hace indicar que ha vuelto a su rutina.

"Y bueno, para recargar esas pilas me recetaron unas pastillas que me daban muchísimas taquicardias. Una barbaridad. Era entrenar y…", hace una pausa dramática la influencer y empresaria de moda y complementos, "un día me asusté bastante".

"Entonces, me dijeron que tenía que dejar de entrenar hasta que fuéramos cambiando esas pastillas. Como ya me han eliminado unas, y me han puesto otras más flojitas, ya puedo empezar a hacer deporte. Me han dado bandera verde", revelaba feliz, para acabar, Tamara Gorro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento