Adiós a la plantación del tabaco en la vega

  • Más de mil familias de la vega granadina tendrán que buscarse otro modo de vida.
  • El recorte de subvenciones de la UE les deja sin trabajo.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GRANADA
Uno de los agricultores de la Vega en su plantación.
Uno de los agricultores de la Vega en su plantación.
J. R.

Manuel López, de 58 años, es agricultor de tabaco en la vega granadina, la única tierra andaluza dedicada durante más de un siglo a esta plantación (de aquí sale el 10% del cultivo nacional).

Como él, más de mil familias de esta comarca tendrán ahora que buscarse otro modo de vida.

Todos forma parte de una generación de tabacaleros que vive de este modesto negocio familiar en torno a esta hierba milenaria.

La siembra, la recolección, el cuelgue en los secaderos y el deshoje de la planta es su ritual.

Pero como ya ocurrió con el lino y la remolacha, la retirada de la subvención, unido a las grandes campañas contra el tabaquismo, ha herido de muerte a este cultivo.

Los sindicatos han fracasado en su empeño de prorrogar las condiciones actuales para el colectivo, y no han podido evitar que la nueva reforma del mercado común (OCM), que también afecta al algodón y al aceite, prevea retirar las ayudas en 2010, dando al agricultor el 40% de su renta anual durante 3 años “a modo de jubilación”, se queja Manuel.

Ahora, el tabaco se importará más barato desde Brasil o China, mientras que las fértiles tierras quedarán absorbidas por la especulación urbanística. Así piensa Manuel López, sentado junto a una acequia, observando los 22 marjales de su parcela.

«Una hipocresía europea»

«Si es malo para la salud deberían erradicarlo», dice Juan García, de la cooperativa de COAGA de Granada, quien destaca la “hipocresía europea” al pretenden eliminar el cultivo del tabaco en la vega del Genil.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GRANADA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento