Canadá estaría dispuesta a pagar la seguridad de Harry y Meghan cuando vivan en el país: 1 millón de euros al año

Los duques de Sussex, Harry y Meghan.
Los duques de Sussex, Harry y Meghan.
FACUNDO ARRIZABALAGA / EFE

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, habría asegurado a la reina Isabel II que Canadá asumirá los gastos asociados con la seguridad de los duques de Sussex, Harry y Meghan, durante el tiempo que estos residan en el país norteamericano, según informó este lunes el diario británico Evening Standard. Medios de Canadá calculan estos costes, que correrían a cargo del contribuyente, en alrededor de 1,7 millones de dólares canadienses, más de 1,1 millones de euros.

No obstante, el ministro de Finanzas de Canadá, Bill Morneau, indicó este mismo lunes que no hay nada decidido aún, según informó la televisión pública canadiense, CBC: "No, no hemos dedicado tiempo a pensar sobre esto", dijo, en respuesta a las preguntas de los periodistas en Toronto.  

"Obviamente, como miembros de la Commonwealth, siempre queremos asegurarnos de que desempeñamos nuestro papel, pero por ahora no hemos discutido sobre este tema", añadió Morneau. Aunque con un papel esencialmente simbólico, Isabel II es la jefa del Estado en Canadá.

"Periodo de transición"

La reina anunció este lunes que la familia real británica abrirá un "periodo de transición" para acomodar la nueva situación de los duques de Sussex, durante el que pasarán tiempo entre Canadá y el Reino Unido, dado su deseo de distanciarse de los compromisos con la monarquía.

Tras una reunión celebrada este lunes para dilucidar el futuro papel en la casa real del hijo de Diana de Gales y su esposa, el palacio de Buckingham divulgó un comunicado en que la monarca señaló que existen "asuntos complejos que resolver" para los que se alcanzará una solución "en los próximos días".

Según medios locales, en la reunión, que duró cerca de dos horas, participó también por teléfono Meghan, que se encuentra en Canadá junto al hijo de la pareja, Archie, después de regresar la semana pasada tras anunciar, junto a Enrique, su deseo de disminuir sus funciones como miembros de la corona.

En cualquier caso, la pareja no obtendría automáticamente la nacionalidad canadiense, según explicó este lunes un portavoz del Ministerio de Inmigración de Canadá. "Para poder obtener la residencia permanente tendrían que solicitarla a través de los procesos normales de inmigración", explicó, aclarando que "no obstante, los miembros de la familia real no necesitan autorización para venir a Canadá como visitantes"

Mostrar comentarios

Códigos Descuento