El Consejo de Ministros se estrena este martes nombrando fiscal general a la exministra de Justicia Dolores Delgado

Delgado, en el traspaso de cartera de Justicia.
Delgado, en el traspaso de cartera de Justicia.
EFE/Ballesteros
Protagonismo compartido en la toma de posesión del nuevo ministro de Justicia. La ya exministra, una sonriente Dolores Delgado, ha traspasado su cartera a Juan Carlos Campo sabiendo que va a ser la nueva fiscal general del Estado. Va a sustituir a Maria José Segarra, que también ha asistido al acto.

Nunca una ministra saliente dio tanto que hablar el día de la toma de posesión de un nuevo Gobierno. La exministra de Justicia Dolores Delgado se convertirá sin transición en la nueva Fiscal General del Estado, según ha anunciado este lunes Moncloa a primera hora de la mañana, monopolizando casi una jornada histórica en la que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, se convirtió en vicepresidente del Gobierno. Será nombrada este martes, en el primer Consejo de Ministros del nuevo Gobierno.

"Parece que el presidente quiere llevar a cabo eso que dijo de que la Fiscalía depende del Gobierno", ha reaccionado al anuncio la Asociación de Fiscales, en alusión al momento más polémico de la pasada campaña electoral, cuando Sánchez sugirió que era el Gobierno quién controlaba la Fiscalía y que por eso "traería" a Carles Puigdemont de vuelta a España. El revuelto que se levantó entonces exigió que Sánchez matizara sus palabras y el nombramiento de Delgado este lunes ha hecho que resurjan las dudas sobre la independencia de la Fiscalía.

Críticas de jueces y fiscales

Según el portavoz de la Asociación Profesional e Independiente de Fiscales, Juan Antonio Frago, "no pocos fiscales me han manifestado su preocupación por que quien era ministra de Justicia el viernes, el lunes aparezca como fiscal general". Sólo la Unión Progresista de Fiscales ha evitado la crítica y ha destacado que Delgado es "una fiscal preparada y conoce la carrera".

El Gobierno defendió un nombramiento que, según su vicepresidenta, Carmen Calvo, no ha pretendido "en ningún momento" controlar la Fiscalía. Se debe al prestigio reconocido de Delgado, dijo Calvo, que esperó una "oposición irracional". 

También los jueces ha lamentado un nombramiento que "no contribuye a reforzar la credibilidad de las instituciones", según la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura. Para la centrista Asociación Judicial Francisco de Vitoria, es "insólito y lesivo", "no por sus méritos profesionales sino por su procedencia, acaba de cesar como ministra".

El paso directo desde el Ministerio de Justicia a la Fiscalía General del Estado ha sido el aspecto más criticado entre los juristas del nombramiento de Delgado, fiscal de profesión, que este lunes ha cerrado su cuenta en Twitter y a quien el año pasado la grabación de una conversación informal con el comisario Villarejo puso en la picota. Precisamente, este capítulo relacionado con las cloacas del Estado hacía pensar que no seguiría en el Ministerio. Ahora será la jefa de los fiscales.

La jefa de los fiscales

Delgado sustituirá a María José Segarra en la cúspide de la Fiscalía General del Estado, un puesto que nombra directamente el Gobierno de turno y del que dependen, de manera jerárquica, el resto de fiscales.Sin embargo, el Ministerio Fiscal defiende su "autonomía" frente al poder político y Segarra abandona el cargo con la etiqueta de independiente.

¿Te parece bien que se nombre Fiscal General del Estado a un ministro de Justicia?

Delgado tomará el relevo con una discutida actuación en Justicia, por medio de la Abogacía General del Estado que dirigió como ministra. También con el desafío que plantea el compromiso de Sánchez con los independentistas de "desjudicializar" la crisis en Cataluña. El presidente está convencido de que el diálogo político debe dejar atrás recurrir a los tribunales. Por su parte, la primera demanda que escuchará el Gobierno por parte de la Generalitat en la Mesa de diálogo será que el Gobierno se retire de las causas contra el ‘procés’, donde es acusación a través de la Abogacía del Estado.

Desjudicializar el 'procés'

Estas decisiones quedarán ahora en parte en manos del nuevo ministro de Justicia, el magistrado y diputado socialista Juan Carlos Campo. Siendo ministra Delgado, la Abogacía optó por no acusar a los dirigentes independentistas de rebelión, solo por sedición, el delito por el que finalmente fueron condenados por el Supremo. En junio, la Abogacía ya se inclinó por permitir que Oriol Junqueras saliera de prisión para recoger su acta de eurodiputado, una postura que confirmó el Tribunal de Justicia de la UE.

Precisamente, la postura de la Abogacía es opuesta a la que ha mantendio hasta ahora la Fiscalía, a la que llegará Delgado. El Ministerio Fiscal pidió una mayor condena, por rebelión, en el juicio del procés, y han insistido en que Junqueras no sea puesto en libertad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento