¿Quién es quién en la XLVIII edición de la 'Cibeles Madrid Fashion Week'?

Javier Larrainzar en la pasada edición de la Pasarela Cibeles (Foto: KORPA).
Javier Larrainzar en la pasada edición de la Pasarela Cibeles (Foto: KORPA).
KORPA
Ágatha Ruiz de la PradaÁgatha Ruiz de la Prada. O se la odia, o se la venera. Lo que nadie le puede negar a esta madrileña de 48 años es el haber sido capaz de crear un estilo único e inconfundible en el que reinan los corazones, la fantasía, la frescura naif y los colores piruleta. También la extravagancia (recuérdese el vestido globo).

Alianto: Los gemelos Aitor e Iñaki, procedentes de Algorta (Vizcaya) deben su nombre a un árbol, quizá porque el primero estudió jardinería además de Bellas Artes. A pesar de que su pasión son la geometría y las líneas rectas, sus estampados flexibilizan los diseños con motivos animales. Peces y pájaros son sus preferidos.

Alma Aguilar: Chic, femenina, moderna y con un aire romántico. Así son las colecciones de esta mujer, a la que le gusta vestir a princesas hippies en blanco, negro, hilos de oro y seda, organza y muselinas.

Amaya ArzuagaAmaya Arzuaga: Siempre a la última, la femineidad de la aguja de esta burgalesa se ahoga en un mar de fibra óptica, de colores rotundos, de rigidez futurista, de siluetas reforzadas, cuero y, en definitiva, de modernidad.

Ana Locking: En 2002 obtuvo el premio L'Oreal Paris a la mejor colección joven de la Pasarela Cibeles de Madrid, y en 2004, el Gran Prix de la moda Marie Claire como mejor diseñador oficial. Amante del romanticismo oscuro y decadente, pero siempre fiel a cierta sobriedad, su nueva colección ahonda en sedas gris mercurio, chiffon, trajes sastre y capas monocromo.

Andrés Sardá: Este barcelonés tiene en su haber el ser uno de los primeros diseñadores en introducir el factor moda en la lencería, así como en utilizar las fibras elásticas en sus prendas. Sus mujeres son sofisticadas, dulces... pero también guerreras.

Ángel Schlesser: Es uno de los veteranos de Cibeles, donde debutó en 1983. Lejos de artificios, sus modelos son sobrios, funcionales, pero sumamente sofisticados. Para mujeres sencillas y "con clase".

Antonio Alvarado: Otro veterano de la muestra, en la que participa desde 1984. Sus modelos han sido paseados por el celuloide por Alaska, Rossi de Palma, Carmen Maura o Javier Bardem. Ellos fueron su mejor escaparate de cara a Europa. El rojo y el negro, y un difícil equilibrio entre tradición y modernidad, son sus emblemas.

Carlos DíezCarlos Díez: Su atrevida barba -poblada, negra y larguísima- es un anticipo de lo que depara la colección de este bilbaíno de 41 años: tonalidades oscuras, añil o doradas; estampados metálicos y formas amplias, cortas y avolantadas. También para ellos.

Carmen March: Los nuevos modelos de Carmen March (Mallorca, 1974) combina la camisería masculina con siluetas contemporáneas y, a la vez, femeninas. Una nueva sofisticación para triunfar en todo tipo de ambientes que le valió, en 2006, el Premio L'Oréal a la mejor colección primavera-verano 2007.

David Delfín: Escandalizó en 2002 a la Pasarela Cibeles rodeando a sus modelos con sogas y escondiándolas bajo capuchas de reos. Una anécdota a la que el diseñador debe parte de su popularidad entre los círculos alejados de la moda. Aparte de eso, la carrera de este malagueño en una brillante exhibición de audacia que se ha convertido en referencia de los nuevos creadores.

Devota & Lomba: Sus creaciones, como la música que utiliza en sus desfiles, son metálicas, distantes, frías, cómodas con la asimetría y sofisticadas. Modesto Lomba es hoy el alma mater de este interesante proyecto que nació como un tándem de la mano de Luis Devota, fallecido en los años 90.

Dolores Cortés: Continuadora de una tradición familiar de más de medio siglo, su especialidad en la reinterpretación de la ropa de baño a través de la combinación de elementos eclécticos. En los últimos años sus colecciones respiran cierto aire vintage.

Duyos: Discípulo de Manuel Piña, su seña de identidad es una modernidad de asimetrías y colores que recorren la escala de grises, los rojizos y, sobre todo, el carne. son los colores naturales, el pastel e incluso el color carne. Figura en la programación de Cibeles desde 1997.

El Delgado Buil. El Delgado Buil es la historia de dos jóvenes barcelonesas amigas de la moda solidaria llamadas Anna Figuera Delgado, Macarena Ramos Buil. Comenzaron diseñando líneas de ropa masculina, aunque ahora han ampliado a diseños femeninos. Hacen ropa amplia, cómodo, informal con un toque onírico que se ha llevado ya dos premios seguidos en las últimas ediciones de la Pasarela Cibeles.

Elio Berhanyer. Sus hombres han pasado de reencarnar a Cary Grant, a reencarnar a George Clooney. En cuanto a la moda femenina de este consolidado modisto cordobés, priman los vestidos cóctel, la elegancia, los tejidos de calidad y una paleta sin estridencias que se pasea desde el banco hasta el beige.

Francis Montesinos. El espectáculo siempre ha ido unido a este diseñador mediterráneo (Valencia, 1950). Moderno por principios y convicción, hasta sus últimas hadas de gasa ofrecen un look urbano y rompedor.

Guillermina Baeza. Sus bañadores y bikinis son pequeñas piezas de elegancia chic que, en ocasiones, incorporan elementos de la moda de la calle como cinturones, hebillas, mangas y dobles tirantes. Sus coulottes o semi tangas desprenden la misma sensualidad.

Hannibal LagunaHannibal Laguna. Es el diseñador de moda. Venezolano pero español de adopción, sus mujeres glacé, sofisticadas pero atrevidas, triunfan en cada una de las pasarelas a las que se encaraman. Puro brillo, femineidad y audacia.

Jan iu Mes. El estilo de Jan Zamora y Alfonso Peña podría definirse como "clasicismo renovado", una combinación de gusto clásico que, sin embargo, se atrave a traspasar fronteras más arriesgadas de superposiciones o tejidos tecnológicos.

Javier Larrainzar. Este amante de la alta costura y pupilo de Oscar de la Renta cuenta entre sus fieles admiradoras a la actriz Aitana Sánchez Gijón o a la presentadora José Toledo. Creaciones naturales, ligeras y poco amigas de las estridencias.

Jesús del Pozo. Amigo de acentuar el cromatismo en los complementos, los modelos de este madrileño navegan entre el acero, el azul eléctrico, el blanco y el negro adoptando, en las últimas colecciones, un ligero sabor futurista que dejan atrás sus característicos tonos arena.

José Miró. Tras trabajar en el taller de Ágatha Ruiz de la Prada, muy pronto tuvo la necesidad de crear sus propias colecciones. En ellas aflora el color, pero también los tonos tierra tribales. Azules y arena para una mujer aventurera, atrevista y sofisticada.

Josep Abril. Reivindica la libertad creativa y sus trabajos evocan un cierto halo de rebeldía. La sorpresa siempre está latente. Los trajes sastre masculinos tintados de un intenso azul eléctrico se alternan con otros oscuros, llenos de sobriedad y elegancia.

Juana Martín. Durante los quince minutos que puede durar uno de sus desfiles, esta joven cordobesa logra montarnos en una auténtica máquina del tiempo. Allí, los exquisitos modelos de las divas del celuloide de los 50; más allá, las minifaldas ye-yes, los finos jerseys de cuello alto que se pegan al cuerpo como una segunda piel. Más allá, la atmósfera ochentera de un vestido irregular. El negro es el punto de conexión.

Juanjo Oliva. Desde sus inicios, Juanjo Oliva se ha esforzado en trasladar su anarquía creativa sobre la pasarela. Nacido en Madrid en 1972, su primera participación en Cibeles le granjeó el premio L'Oréal al mejor diseñador joven y el reconocimiento de los de su gremio. Colores intensos, audacia y precisión.

Kina Fernández. Gallega, diseñadora y empresaria, Kina Fernández apuesta esta temporada por el sailor chic: rayas marineras, cuadros, escotes drapeados y sedas combinadas con líneas rectas para dibujar a una mujer muy femenina.

Krizia Robustella. Con solo 23 años, esta barcelonesa ha conseguido uno de los grandes sueños de muchos de sus colegas: ser una de las invitadas en Cibeles. Además, exhibe sus modelos en MySpace , un trabajo dirigido a un público muy joven, irreverente y urbano.

Lemoniez. El diseñador guipuzcoano sigue fiel al uso de elementos atemporales, imperturbable a los caprichos de los dictados de las tendencias de moda. Naranjas, rosas, amarillos, turquesas o negros sombrean sus exploraciones urbanas.

Lydia Delgado. Comenzó como aprendiz en el taller de Antonio Miro para poco después lanzarse de lleno al mundo de la moda. A medio camino entre la osadía, la femineidad futurista oriental y los clichés en blanco y negro, sus diseños huyen de la sobriedad formal.

María Lafuente. Tres años en Cibeles la convierten en una veterana de la pasarela. Sus pasiones son el volumen y el retrofuturismo. Sus modelos van dirigidos a una mujer "rebelde y femenina".

Miguel Palacio. Ex compañero de Lemoniez, se convirtió en la revelación de la Pasarela Cibeles 2001 gracias a un concepto de mujer elegante, seductora y moderna que exige calidad. En 2004 recibió el Premio Woman como Mejor Diseñador del Año.

Miriam Ocariz. Encaramó sus modelos a la Pasarela Cibeles en 2002 y desde entonces ya no se ha bajado. Su Colección otoño-invierno 2002/03 le granjeó el Premio Loréal a la mejor diseñadora joven gracias a una combinación de rigor y fantasía, estampaciones digitales y un look muy contemporáneo.

Nicolás Baudelet. Sus líneas conforman la carta de color: por un lado, blanco, negros y tonos de piel; por otro, detalles de plata; después, cólores áciles de los azulejos mudéjar. La silueta está compuesta por pantalones de harén, pitillos extra largos y chaquetas desestructuradas.

Sita Murt. Nacida en Igualada, su gran pasión es la investigación sobre el género del punto. Sus últimas colecciones presentan a una mujer "trotamundos", urbana, sofistidicada y cómoda, a medio camino entre tradición y modernidad.

Victorio & Lucchino. La firma andaluza más internacional formada por el cordobés José Víctor Rodríguez Caro y el sevillano José Luis Medina sigue gozando de buena salud tras 25 años en el mercado. Fieles a sus elementos claves, entre los que se cuenta el encaje, el ornamento, el flecto o la caracola en mangas y camisass, han sabido adaptarse a cada tendencia sin perder su identidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento