Fue en 1999 cuando Rubén y Leiva se unieron con la sana intención de hacer versiones de Leño. Rubén (guitarra y voz) venía de gastar suela con el fugaz hip Buenas Noches Rose, en tanto que Leiva (bajo y voz) había desparramado el tiempo entre su grupo Malahierba y los parques del barrio de La Alameda de Osuna. El trío se completaba entonces con el batería Tuli.

En sus primeros gateos por los pequeños clubs de Madrid llegaron, incluso, a oficiar como banda de acompañamiento del crítico musical Fernando Martín. A cuenta de curtirse el cuero en el circuito de garitos, fueron naciendo los primeros temas propios, que evidenciaban una deuda clara con los glamurosos setenta, encabezados por Marc Bolan y los Stones, sin olvidar referencias autóctonas como Burning y Tequila, asimilados todos ellos en una vena claramente pop, que jamás despreciaba un buen riff.

Un cazatalentos de RCA los vio en directo y de inmediato depositó en ellos su confianza, atisbando un enorme filón comercial y una atrayente y sólida imagen, aunque con cosas que pulir.

La banda ficha para la multinacional y edita su primer disco: Pereza (2001). El trabajo aún evidencia su juventud e inexperiencia; limitado, sí, pero lo suficientemente firme como para dar un centenar de conciertos y creerse a sí mismos un poco más. En sus devaneos por la península van haciendo tablas como teloneros de Porretas, Los Enemigos o Siniestro Total. También aportan valiosos granitos de arena en diferentes recopilatorios.

Desde sus inicios y su primer disco ha llovido mucho y la banda tras la publicación de cuatro trabajos discográficos, Pereza, Algo para cantar, Animales y Aproximaciones, ha conseguido hacerse un hueco de honor en el panorama musical español.

Su último álbum, Aproximaciones, constata el triunfo de sus letras sencillas, cócteles de juergas y desamores, sus melodías impagables y su pegajoso groove.

En Aproximaciones el dúo se pasea por el pop sesentero de los Beatles y da un salto a las guitarras eléctricas de los Rollings, mostrando así sus influencias más directas.

Este nuevo álbum destaca, por entrañable, la colaboración del guitarrista ex-Stone Mick Taylor. Para el directo la banda se reforma: a partir de ahora Rubén y Leiva cantarán y tocarán las guitarras, y el resto de la formación se completa con Rober (batería), Luismi (percusión), Pop (teclados) y Manuel Mejías (bajo). Con este último trabajo, Pereza siguen caminando firmes, fieles a sus principios.

Mañana sábado. Cuartel de Artillería. Murcia 22.00 h. 13 euros.