El pez remo gigante chino, primer animal declarado extinto en 2020

  • Se cree que la construcción de dos presas en su hábitat, el río Yangtzé, es la causa de su extinción.
Un ejemplar de pez remo gigante chino, conservado en el Museo de Ciencias Hidrobiológicas de Wuhan (China). Creado en Creado desde Creado hasta Minutecas Agencias Agencias Ordenado por Ordenar búsqueda por: Orden de creación Orden de relevancia Ordenar búsqueda por: Descendente Ascendente Búsqueda
Un ejemplar de pez remo gigante chino, conservado en el Museo de Ciencias Hidrobiológicas de Wuhan (China).
Alneth / WIKIMEDIA COMMONS

El día tres de enero se conocía la que ha sido la primera especie declarada extinta en 2020: el pez remo gigante chino (psephurus gladius), un animal de siete metros de largo que surcaba las aguas del río Yangtzé, en China. Se cree que la causa de su desaparición es la construcción de una presa y que desapareció del todo en algún momento entre 2005 y 2010, aunque ha tenido que pasar un tiempo sin avistamientos para afirmar que efectivamente se ha extinguido, tal y como ha hecho oficial un estudio en la revista 'Science of the Total Environment'.

Este pez, también llamado 'pez espada chino' por la forma de su cráneo, o 'rey de los peces de agua dulce' por su impresionante tamaño y peso (hasta 250 kilos) fue una vez muy común en su hábitat; pero su población fue decayendo dramáticamente en el siglo XX. Entre 1981 y 2003, por ejemplo, se contabilizaron tan sólo 201 avistamientos; el 95% de ellos antes de 1995. 

Por ello, en 1996 fue declarado "en peligro crítico", y, finalmente, su último rastro data de 2009.

Este periodo coincide con un momento de gran avance humano sobre el río. En 1981, se construyó la presa Gezhouba Dam, que obstaculizaba la ruta migratoria del pez a lo largo del río. En 2003 se construyó otra presa, la Presa de las Tres Gargantas, que terminó de condenar a la especie.

El pez remo recorría el nido para desovar en la parte alta del caudal y luego descendía para alimentarse en la baja. Por ello, la construcción de estas presas impidió su reproducción.

Con su desaparición, se suma a otros dos icónicos habitantes del Yangtzé, el  delfín del Yagtzé y el sábalo chino, que desaparecieron en 2006 y 2015 respectivamente.

Fundación Biodiversidad
Mostrar comentarios

Códigos Descuento