La plantilla de la empresa de VTC operadora de Uber denunciará por lo Social la "cesión ilegal de trabajadores"

Después de que este pasado lunes finalizase la huelga de 13 días convocada en la sección sevillana de Ares Capital, la principal empresa de vehículos de transporte concertado (VTC) que opera en la provincia para la conocida aplicación digital de alquiler de coches con chófer Uber, la representación sindical de la plantilla prevé denunciar por la vía Social la "cesión ilegal de trabajadores" que a su juicio marca la actividad de dicha empresa, según ha indicado a Europa Press Eduardo Suárez, delegado de CCOO en Ares Capital.
Conductores de coches VTC que operan para Uber o Cabify
Conductores de coches VTC que operan para Uber o Cabify
Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

Mientras las jornadas de huelga fueron convocadas para los días 21, 22, 23, 24, 25, 28, 29, 30 y 31 de diciembre y el 1, 4, 5 y 6 de enero, con unos 280 trabajadores llamados a secundar los paros en esta empresa de VTC que sería la "principal" entidad encargada de cubrir los servicios contratados en Sevilla con relación a la aplicación de alquiler de coches con chófer Uber, el citado portavoz sindical ha señalado que los representantes de la plantilla siguen a la espera de la reunión anunciada por la empresa.

Entretanto, y según ha relatado, se habría decidido interponer ante la vía Social una denuncia por una supuesta situación de "cesión ilegal de trabajadores", pues los trabajadores de Ares Capital trabajan "bajo las directrices de Uber", con las "herramientas" de dicha empresa o la "formación" de la misma, entre otros aspectos. "Trabajamos al cien por cien para Uber", ha dicho Eduardo Suárez.

TAMBIÉN LAS "CUANTÍAS"

Del mismo modo, por la vía Social también serán reclamadas las "cuantías" económicas que la plantilla reclama a Ares Capital, según ha dicho Eduardo Suárez.

La huelga derivaba, según CCOO, de "la retención injustificada y reiterada" que los conductores sufren en sus nóminas mensuales, las "jornadas maratonianas" que afrontan hasta acumular de 55 a 60 horas semanales de trabajo "sin abono de horas extra o complementos por festivos y nocturnidad" o la obligación de "desembolsar" unos 500 euros anuales del "propio bolsillo" de los trabajadores, ante la "exigencia de vestir con traje de chaqueta" durante la jornada laboral.

La precariedad que sufren estos conductores llega hasta el punto de que "la limpieza y el repostaje de los vehículos" son realizadas durante "las horas de descanso y comida", sin "compensación posterior alguna".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento