Bahja Ouachi
Madre marroquí sin bonolibro. 20 MINUTOS

La vida se ha ensañado con Bahja. Es marroquí y tiene 40 años. Vive legalmente en España desde hace siete años, pero se fue a Marruecos embarazada de seis meses y su hija menor nació allí, sietemesina y ahora no tiene papeles. Bahja tiene dos hijos y hace poco su marido casi la mata de una paliza.

Lo denunció, le hicieron un juicio rápido y ahora ella está sin dinero y sin trabajo. Bahja vive con sus pequeños en condiciones infrahumanas. «Si llueve no les dejo ducharse en el baño porque tengo miedo que se electrocuten».

Ella no se puede dar de alta en el paro porque la empresa agrícola de Mula para la que trabajó entre el 1 y el 15 de mayo pasado, ha desaparecido y como no tiene la baja, en el INEM no le dan de alta.

Encima, como no sabe leer, se ha quedado sin bonolibro. Ella ha reclamado a la Consejería de Educación. «Yo pensaba que los libros iban a ser gratis. Eso fue lo que dijeron». Pese al sufrimiento y la fatiga del día, Bahja no puede beber un vaso de agua para calmarse. Es ramadán. ¿Se puede estar peor?.