En Baleares se presentaron 36 bajas laborales por culpa del ruido en el trabajo durante el 2006, un 160 por ciento más que el año anterior.

Las causas fueron el aumento de la actividad en el sector de la construcción.

Esto lo afirmó el médico especialista en Otorrinolaringología y coautor del libro 'Ruido y salud laboral', Ferran Tolosa, quien describió la obra como un "manual descriptivo" orientado a las personas con riesgo de padecer problemas a consecuencia del ruido.

En 2005 hubo en España 540 bajas por ruido, en 2006 superaron las 720
Hizo hincapié en que además de afectar a nivel auditivo, "tiene efectos extra auditivos muy amplios", que influyen en sistemas como el nervioso, respiratorio o el reproductor, entre otros.

En España hubo 540 accidentes con baja laboral producidos directamente por efectos del ruido, vibración y presión durante 2005, cifra que se incrementó un 34 por ciento en 2006, según los últimos datos oficiales, lo que supuso un total de 723 bajas notificadas.

Los sectores más afectados son los relacionados con el tráfico rodado, la industria metalúrgica y textil, la construcción o minería y joyería.

Palma, más ruidosa que el resto de capitales europeas

Tolosa indicó que Palma se encuentra "muy por encima" del ruido ambiental que existe en otras ciudades del ámbito centro-europeo principalmente por el tráfico.

De esta manera, informó sobre algunas medidas que lo podrían reducir como distribuir mejor los semáforos, incorporar un mejor asfaltado o reducir la velocidad en algunos puntos de la circulación.