Una mujer de la localidad italiana de Padua que está sometida a un coma inducido por una grave enfermedad fue despertada durante algunos minutos para poder casarse, informaron este martes los medios de comunicación locales.

La italiana, de la que sólo se ha dado a conocer su edad, 50 años, sufre una
variante de hepatitis que en los últimos días se había agravado y que obligó a los médicos a aconsejar el coma inducido.
Antes de ser sedada, la mujer había pedido a sus familiares y a los médicos poder despertarse

Antes de ser sedada, la mujer había pedido a sus familiares y a los médicos poder despertarse para coronar el sueño de casarse con su pareja de toda la vida, con quien tiene un hijo.

Tras recibir la autorización de los médicos, el futuro marido comenzó los trámites para permitir despertarla durante unos minutos.

Sigue grave

La prensa recoge este martes que la boda civil se celebró el pasado domingo en el departamento de terapia intensiva del Hospital de Padua en la que se encuentra ingresada, que fue oficiada por el secretario general del Ayuntamiento y que el personal del centro fueron los testigos.

La italiana, cuyas condiciones continúan siendo graves, volvió después de la ceremonia a ser sedada para caer en coma.