Juicio por el asesinato de Mathieu
Abogados y familiares en el inicio del juicio. Al fondo, junto al policía, uno de los dos menores acusado. ICAL

Los dos menores acusados de la muerte de Mathieu, el joven francés que falleció de tres puñaladas junto a la discoteca Mambo en febrero, se declararon inocentes y cada uno de ellos dejó entrever la autoría del otro, según dijo el abogado de uno de ellos en el primer día de juicio.

Principalmente, ambos alegaron que el otro tenía la navaja. Reconocieron que hubo un altercado en el interior y a la salida de la discoteca.

Según ambas declaraciones, el joven fallecido les hizo un gesto que entendieron como una provocación, y los dos, junto con un tercero, se dirigieron corriendo hacia ellos.

Sin embargo, M.G. -que niega que tuviera una navaja- sostiene que J.O.A le rebasó en la carrera por la calle Teresa Gil y después sólo vio el reflejo de una navaja. Cuando llegó al punto donde tuvo lugar la agresión, sus amigos le gritaron que corriera.
Por su parte, J.O.A., sobre el que recae la acusación de asesinato, sostuvo que M.G. tenía una navaja y que su novia también, que se la había visto en un botellón, del que procedían antes de entrar a la discoteca.  

Los dos negaron  que realizaran tocamientos a una joven francesa amiga del fallecido en la discoteca.

Al juicio asistieron familias de la víctima, entre ellos los padres.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID