Los Mossos d'Esquadra frenaron la mañana del domingo una fiesta ilegal a las afueras de Llagostera (Girona) a la que acudieron unas 150 personas en una treintena de coches, según informó hoy la Policía autonómica.
Los asistentes se dispersaron sin incidentes

La Policía local avisó a los Mossos de la existencia de una fiesta 'rave' en la zona de la ermita de Sant Grau, a la que se llega por la carretera GIV-6821. Al llegar, sobre las 9 horas, los agentes levantaron el acta correspondiente por la celebración de una fiesta no autorizada y los asistentes fueron abandonando el lugar, sin provocar incidentes. También participaron los Agentes Rurales.

En el lugar había una mesa de sonido, seis altavoces, un amplificador y un mezclador.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GIRONA