Peregrinos en el Camino de Santiago.
La plaga de chinches se va extendiendo de albergue a albergue por las mochilas de los peregrinos. J. T.
La Federación de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago advierte de la existencia de una plaga de chinches a lo largo del Camino francés y propone una limpieza de todos los albergues de forma simultánea para erradicarla.

El presidente de la Federación, Ángel Luis Barreda, explicó hoy que hay una plaga de chinches en algunos albergues del Camino de Santiago, "un insecto diminuto y difícil de eliminar si no se realiza una desinfección fuerte y organizada", dijo.

La plaga se mueve como la marea, en la ropa y en las mochilas de los peregrinos, que llevan las chinches de unos albergues a otros", comentó Barreda

Hace dos años, las Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago ya avisaron de la conveniencia de que los responsables sanitarios de las comunidades autónomas por las que transcurre la Ruta Xacobea "tomasen cartas en el asunto".

Añadió que "se han efectuado algunas desinfecciones, pero si no se practica una de forma general es muy difícil que la plaga desaparezca por completo".

La Federación Nacional de Asociaciones del Camino de Santiago prevé primero dirigirse a todas las comunidades autónomas para darles cuenta de "lo tremendamente peligroso" que puede ser obviar esta plaga y de no evitar que se extienda por todo el Camino de Santiago, comentó.

Agregó que su intención es enviar una carta al propio Consejo Xacobeo, donde tienen representación todas las comunidades autónomas, y al Ministerio de Sanidad, señalando las dificultades y los problemas que podría acarrear esta plaga en el futuro.

El invierno, la mejor época para actuar

La solución que propone es una desinfección simultánea de todos los albergues y una acción conjunta entre todas las comunidades autónomas y el Gobierno de España.

En su opinión, los meses de invierno, con menor afluencia de peregrinos, serían los más idóneos para cerrar todos los albergues a la vez y limpiarlos.

Aunque es difícil determinar el número de albergues que padecen esta plaga, Barreda aseguró que los más de mil kilómetros del Camino se están viendo afectados "en mayor o menor medida", ya que las chinches viajan de uno sitio a otros transportados por los peregrinos.

Precisó que la plaga empezó en Francia, "ha generado problemas graves en Navarra y La Rioja, y los está provocando en Castilla y León y Galicia".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE A CORUÑA