Calle Salitre
Estado actual de las obras en la primera fase. J. PARRA

Se sabe cuándo comienza una obra, pero no cuándo acaba. Esta archiconocida frase que se aplica a multitud de proyectos constructivos suma un ejemplo más en los trabajos que llevan dos años y medio para transformar la calle Salitre de la capital.

La vía se cortó al tráfico el 29 de marzo de 2006 con la promesa a los vecinos de que en 10 meses se abriría. Desde entonces, sobre todo los comerciantes no han podido recuperar su medio de vida debido al continuo retraso de fechas.

Una demora enquistada que parece concluir a finales de octubre, según los últimos cálculos del Ayuntamiento. Entonces comenzarán a pasar coches por encima del tramo que discurre entre Plaza de Toros Vieja y el río Guadalmedina (primera fase).

OBRA

  • Plazos. Arrinconados los diez meses en un cajón, se fijó la Semana Santa de 2007 (septiembre el aparcamiento), en torno a abril, pero ocurrió el 6 de junio de este año.
  • Estado actual. Aceras provisionales muy estrechas y pasos de cebra con alcantarillas a punto de hundirse. Además, la mayoría de comercios ha cerrado: los que quedan se nutren quienes viven cerca, porque Salitre ha perdido toda la solera de calle comercial que exhibía antes de la obra.
  • Cómo quedará. La calle tendrá tres carriles (sentido al centro) para el tráfico normal y otro para los autobuses y las aceras serán de 7,5 metros de anchura. La segunda fase (hasta la Explanada de la Estación) se ejecutará cuando termine la primera y depende del avance del Cercanías en calle Cuarteles.