Tamara, en huelga de hambre.
Tamara no comparte la opinión del examinador (FOTO: TELEMADRID). TELEMADRID
A Tamara, que lleva seis días apostada frente al Ayuntamiento de Madrid , en Cibeles, "la indignación" por su quinto suspenso en el examen práctico del carné de conducir, que considera "absurdo e injusto", le ha llevado a ponerse en
huelga de hambre, que no cesará hasta que tenga su carné en "mano".

En declaraciones a Europa Press, Tamara ha reconocido que por los suspensos previos a este último no protestó porque "se sabe que hay que aguantarse con los suspensos de Tráfico, es ya tanto el abuso y el absurdo que este quinto suspenso no puedo aguantarlo". "Es absurdo e injusto", insiste.

La "indignación" de esta mujer llega cuando el profesor le informa de que duda de que apruebe ya que durante el examen práctico pasó "dos veces por la línea continua", que "no es tal" en su opinión.

Ya se ha gastado 2.000 euros en autoescuelas
"Es cierto que durante muy poquitos metros puede parecer una línea continua de delimitación de carril pero es una línea de arcén", explica Tamara.

Tras más de 2.000 euros gastados en autoescuelas, Tamara cree que ha pagado "y con creces" por obtener su licencia de conducir. "Sé conducir perfectamente, me considero una persona con todas mis facultades", reivindica.

No desistirá de su empeño hasta que tenga su carné "en la mano".

Insiste en que ha hecho "todo tipo de reclamaciones" por escrito en la Jefatura de Tráfico sin éxito, ya que en su opinión "se suspende injustamente por dinero", al igual que, según dice, le ha ocurrido a otras tantas personas.

De momento no lleva muchas firmas recopiladas ya que la huelga de hambre no le permite disponer "de fuerzas" para hacer una recogida muy activa.