Tommy Lee Jones, en 'No es país para viejos'.
Tommy Lee Jones, en 'No es país para viejos'. ARCHIVO
El actor Tommy Lee Jones ha demandado a los productores de la película No es país para viejos, en la que interpreta al sheriff Ed Tom Bell, por considerar que le deben más de 10 millones de dólares en primas y otras compensaciones.


En la demanda, interpuesta contra los estudios Paramount Pictures, Tommy Lee Jones alega que se le prometieron "importantes primas" por los ingresos generados por la película en la taquilla y otras compensaciones dependiendo del éxito del filme, según informa hoy la prensa especializada.

No es país para viejos, de los hermanos Joel y Ethan Coen, recaudó más de 160 millones de dólares en los cines.

La película ganó en febrero cuatro Oscar: Mejor Director, Mejor Película, Mejor Guión Adaptado y Mejor Actor Secundario, que recayó en el actor español Javier Bardem, por su papel del asesino despiadado Anton Chigurh.