La patronal del transporte de viajeros ve la supresión del peaje como un "alivio" en costes y seguridad

Tras la ansiada supresión del peaje de la autovía AP-4 al no ser renovada la última prórroga de la concesión administrativa gracias a la cual el grupo Abertis explotaba esta carretera que conecta Cádiz y Sevilla, la Asociación de Empresas del Transporte de Sevilla (Atedibus) ha celebrado tal medida y ha manifestado que la misma implica "un alivio para los profesionales del sector del transporte de viajeros por carretera, que abonaban entre 12,65 y 14,05 euros por trayecto y por cada vehículo".
SEVILLA, 30.12.19. Peaje en el día previo al fin de la concesión de la AP-4.
SEVILLA, 30.12.19. Peaje en el día previo al fin de la concesión de la AP-4.
MARÍA JOSÉ LÓPEZ

Según la entidad, hasta 150 autobuses diarios han venido utilizando esta autovía y hasta el pasado día 31 de diciembre estaban sometidos a las tarifas de su peaje, una cifra de vehículos que se "duplica con creces en épocas de verano, Navidad, Carnaval y Semana Santa". Por eso, la demandada eliminación del peaje supone "todo un alivio para las empresas, que podrán seguir prestando un servicio de calidad, sin sobrecoste, sin la parada del pago y sin otro tipo de incidencias".

Es más, según la entidad, el uso generalizado de esta vía, transitada en los últimos años por 20.000 vehículos diarios, hará que se aumente la seguridad en los desplazamientos, pues "eran muchos los autobuses que, para abaratar costes y evitar molestias y subidas de precios en los paquetes turísticos, elegían otras vías de conexión con menos prestaciones", toda vez que la carretera N-IV, cuyo trazado transcurre en gran medida en paralelo a la AP-4, ha estado marcada en los últimos tiempos por la alta siniestralidad.

"Contar con un uso mayoritario por parte de los vehículos colectivos de esta AP-4, mucho más moderna, segura y equipada que las carreteras nacionales, aumentará la seguridad en los pasajes y la prestación de un servicio de mayor calidad", defiende la patronal del sector.

Según estimaciones del sector, las empresas han abonado en su conjunto en torno al "millón anual de euros en peajes, algo que en muchos casos ha supuesto enormes dificultades para la viabilidad de los paquetes turísticos y servicios discrecionales".

Algo similar ocurrirá con la AP-7 en la Comunidad Valenciana, con una liberalización efectiva entre Alicante y Tarragona desde el 1 de enero y un coste de 326 millones de euros para Fomento, según los cálculos de un estudio del Instituto de Estudios Económicos de Alicante. Este tramo, sobre todo en época estival y en muchos otros momentos del año con contrataciones discrecionales, también ha sido utilizado por los transportistas andaluces.

Manuel Gutiérrez Zambruno, presidente de Atedibus, señala así que "no por esperada va a ser menos importante esta liberalización del peaje de la AP-4, que une dos de los puntos más importantes para el turismo en Andalucía y en España".

"Con un millón de euros sólo en peajes por parte de las empresas que suelen transitar esta vía los costes eran elevados y esto supondrá un alivio. Pero lo que más repercutirá en el sector es la seguridad, al tener todos acceso por igual a una vía de gran calidad, con muchas prestaciones y que hará de los trayectos desplazamientos más confortables y seguros".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento