ERC confirmará este jueves su apoyo a Sánchez y salvará el último trámite para la investidura

El exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras saluda al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada a la sesión constitutiva del Congreso
El exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras saluda al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada a la sesión constitutiva del Congreso
Eduardo Parra - Europa Press - Archivo
El pacto se ha protegido durante semanas. "Discreción en la negociación, publicidad en el acuerdo" ha repetido Pedro Sánchez una y otra vez. Estamos a punto de conocer qué han pactado PSOE y Esquerra, en qué términos hablan de una consulta a la ciudadanía y cómo puede afectar eso a las votaciones en la investidura.

El Consell Nacional de ERC –su máximo órgano entre congresos– se reunirá este jueves a las 17:00 para ratificar el pacto entre el PSOE y los republicanos para hacer presidente a Pedro Sánchez, cerrado desde hace días. Salvo sorpresa, el órgano aprobará la abstención de ERC y sorteará así el último obstáculo para la investidura del próximo martes 7, cuando se celebrará la segunda votación y se prevé que Sánchez sea elegido.

Pese a los recelos que genera el acuerdo en una parte minoritaria de ERC, la reunión que mantendrá el órgano se perfila como un mero trámite para aprobar un acuerdo que aún no se ha hecho público, pero que incluye dos asuntos fundamentales para los republicanos: la asunción de que existe una "crisis política" en Cataluña y la constitución de una mesa de negociación entre el Gobierno central y el autonómico sobre dicha crisis.

A pesar de la inicial reticencia del PSOE, que quería vehicular el diálogo a través de organismos ya existentes, esa mesa se creará expresamente para abordar la crisis. El pacto contempla que las conclusiones de la negociación sean sometidas a votación en Cataluña, aunque los socialistas insisten en que cualquier cambio legal que se pacte será siempre dentro de la Constitución, lo cual es compatible con una reforma del Estatuto catalán, que se sometería a referéndum en la comunidad y tendría que ser aprobada también por el Congreso, como ocurrió en 2006.

Todo indica que el Consell Nacional aprobará sin problemas el acuerdo entre ERC y PSOE. Pero lo hará rodeado de un cierto revuelo en el mundo independentista. JxCat, con quien ERC comparte el Gobierno de la Generalitat, no ve con buenos ojos la mesa de negociación que se ha pactado. Y la ANC, una de las dos asociaciones más potentes del secesionismo, ha criticado el acuerdo al considerarlo tibio.

"No sabemos si en esta mesa de negociación hay censura previa, si hay temas que han sido vetados", criticó la portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borràs –muy próxima al president Quim Torra–, que sostuvo que su formación no confía "en las promesas vacías ni los brindis al sol". El propio Torra, de hecho, ha convocado para este jueves al número 3 de ERC, el vicepresident Pere Aragonés, para dejarle claro que el acuerdo suscrito no concierne al Govern porque no es esa institución la que lo firma.

Por su parte, la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, ha denunciado que el acuerdo de ERC con el PSOE conlleva el "riesgo de una segunda Transición tutelada desde arriba" y rompe la unidad del independentismo. Para Paluzie, el pacto debería incluir la celebración de un referéndum de autodeterminación, el "fin de la represión" y la "libertad de los presos políticos". Y, por ello, considera insuficiente la mesa pactada. "Han convertido el diálogo, que es el medio, en un objetivo", criticó la dirigente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento