El ojo del huracán Ike tocó tierra de nuevo en Cuba, esta vez en la costa oeste de la isla, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

Cientos de turistas españoles han sido testigos de la movilización de los cubanos

Ike, que ha causado al menos cuatro muertos a su paso por Cuba, se desplaza hacia el oeste-noroeste de la isla arrojando fuertes aguaceros y se espera que mantenga esta trayectoria durante las próximas 24 horas.

Ike, de categoría uno en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de cinco, presenta vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora y "se espera algún debilitamiento en las próximas horas, mientas cruza el oeste de Cuba".

No obstante, los expertos vaticinan que Ike, que prácticamente barrió Cuba de este a oeste, ganará intensidad una vez que comience a desplazarse por las aguas cálidas del Golfo de México.

El aviso de huracán en Cuba permanece activado para las provincias de La Habana, Ciudad de La Habana, Matanzas, Pinar del Río e isla de la Juventud.

Turistas españoles en Cuba

Cientos de turistas españoles han sido testigos de la movilización de los cubanos tras el paso de Ike por la isla.

Los expertos creen que ganará fuerza en el Golfo de México
"Han arrancado, por ejemplo, todos los carteles de madera que hay en el jardín y se han sacado del césped para que no puedan volar por la fuerza del viento y han preparado los cristales. Nos ha fastidiado las vacaciones al no poder bajar a la playa", asegura uno de los muchos españoles que se encuentran en Cuba.

66 muertos en Haití

El ciclón ha causado, al menos, 66 muertos a su paso por Haití y, en Cuba ha obligado a la evacuación de más de un millón de personas, el 10% de los 11,2 millones de habitantes de la isla, según fuentes oficiales.

En la actual temporada de huracanes en el Atlántico (del 1 de junio al 30 de noviembre) se han formado diez tormentas tropicales y cinco huracanes.