Consejos para comerse las 12 uvas sin atropellarse... y la maniobra para actuar en caso de atragantamiento

Hay frutas que no toleran el calor del microondas y se echan a perder. Es el caso de las uvas que al ser tan pequeñas se calientan muy rápido y pueden llegar a explotar.
Imagen de archivo de un varios recipientes con uvas.
EP

Llega la última noche del año y con ella, uno de los momentos más divertidos y especiales: las doce uvas. La tradición manda ingerir una por cada campanada, pero lo cierto es que pocos consiguen acompasar la glotis al segundero del reloj. Comenzar el año engullendo doce uvas es un reto, en realidad, difícil de conseguir y que puede acarrear más de un susto serio. ¿Cómo comer las uvas sin riesgo?

Desde Protección Civil han recordado este martes 31 de diciembre cómo realizar la maniobra de Heimlich en caso de atragantarse con las "dichosas uvas"

Según los médicos, la costumbre española de dar la bienvenida al Año Nuevo con las uvas al son de doce campanadas puede ser bastante peligrosa por su tamaño y su piel resbaladiza, que pueden propiciar que se traguen sin masticar y generen un taponamiento de las vías aéreas. Por ello, se recomienda tener especial cuidado con los mayores de 65 años y los menores de cinco.

Para evitar atragantamientos desagradables, los pediatras autores del blog 'Dos pediatras en casa' recomiendan ofrecer las uvas a los niños "siempre partidas, y mejor sin piel ni pepitas". Además, los doctores Elena Blanco y Gonzalo Oñoro instan a "nada de gritar mientras las comen para que, si se asustan, no se aspiren".

El año pasado, la Sociedad Española de Otorrinolaringología sugirió que las campanadas de las Puerta del Sol fueran más lentas (en vez de cada tres segundos, cada cinco) para evitar atragantamientos.

Los consejos médicos básicos, además de pelar las uvas, quitar las pepitas y cortarlas en trozos, son tomarlas con la espalda recta y no beber para ayudar a pasarlas porque se pueden atascar con mayor facilidad.

Cómo actuar en caso de atragantamiento

La Asociación Española de Pediatría recomienda en primer lugar animar al niño a toser con fuerza para procurar que salga por sí solo, antes de iniciar ninguna maniobra. Estas serían las maniobras de Heimlich según el estado de conciencia y la edad de los niños:

Cómo actuar en caso de atragantamiento.
Cómo actuar en caso de atragantamiento.
CARLOS GÁMEZ
Mostrar comentarios

Códigos Descuento