De sobrasada, callos o foie. Así es la "alta rosconería" (también salada) de esta tienda de Madrid

Roscones salados
Roscones salados
Rosconería Bargueño

Con o sin relleno o, como mucho, con o sin fruta escarchada. Hasta ahora, el debate sobre los roscones no iba mucho más allá de la controversia entre los escarchadistas y los que no pueden con este típico adorno, y los que abogan por meterle bien de nata al roscón o dejarlo sin nada.

Pero resulta que desde este pasado verano, alguien en Madrid está tratando de poner patas arriba este debate con un concepto muy curioso: “alta rosconería”. 

Esa es la propuesta de Teto Bargueño en su local en el barrio madrileño de Chamberí, desde donde apuesta por desestacionalizar los roscones y por sabores de lo más curiosos. Vaya, roscones todo el año y también salados.

Roscón de fabada

Con un escaparate que casi parece una joyería -hay hasta un roscón dorado bajo una vitrina-, aquí se habla de roscones más allá del 6 de enero aunque, lógicamente, es ahora cuando más gente se acuerda de este tradicional dulce. En realidad, ellos solo hablan de “Roscón de Reyes” para la versión con fruta escarchada que, la verdad, es la más aburrida de todas las disponibles.

Roscón de sobrasada
Roscón de sobrasada
Rosconería Bargueño

Y es que la gama de rellenos y sabores disponibles no solo se atreve con los roscones salados o con combinaciones que podrían resultar algo familiares -como el de sobrasada que ya habíamos probado en ensaimadas saladas, por ejemplo- sino que va fuerte con roscones con sabor a callos, fabada, foie y pistacho, o tapenade y anchoas.

Igua para el café o el desayuno de Reyes son un poco excesivos, pero es que aquí hablamos de roscones que funcionan también en el aperitivo, como entrante, y que se pueden acompañar perfectamente con un vino.

La clave, al final, está en la base, en ese roscón que se cierra a modo de lazo y elaborado con masa madre y fermentaciones de 24 horas. Otra de las claves de sus roscones: usan manteca de cerdo, lo que hace que resulten más ligeros y que la base se preste más a aceptar todo tipo de combinaciones y sabores.

Teto Bargueño
Teto Bargueño
Rosconería Bargueño

Todo el año

Disponibles en tres tamaños, nos cuentan que durante las Navidades el desfile de medios de comunicación por allí ha sido imparable. ¿Hay algo más irresistible para nosotros que una novedad en el mundo de los roscones del que toca escribir cada año?

La buena noticia es que no solo es nuevo, es que hemos podido probarlos y están realmente ricos, incluyendo las variedades que podrían parecer más extrañas.

Aunque aceptan reservas por teléfono, nos cuentan que para Reyes ya no dan más de sí. Y es que seguimos siendo un país de roscón en Navidades aunque nos apuntemos a esa idea de poder comerlo todo el año.

Eso es lo mejor de todo: que, tras el 6 de enero, ahí seguirán estos roscones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento