El expresidente de Nissan Carlos Ghosn huye a Beirut tras escapar de su arresto domiciliario en Japón

El expresidente de Nissan Motor Carlos Ghosn abandona el centro de reclusión tras quedar en libertad bajo fianza.
El expresidente de Nissan Motor Carlos Ghosn, al abandonar el centro de reclusión en Tokio, Japón, el 25 de abril de 2019, tras quedar en libertad bajo fianza.
JIJI PRESS / EFE

El expresidente de Nissan Carlos Ghosn confirmó este lunes que se encuentra en el Líbano y aseguró que decidió fugarse de Japón, donde se hallaba en situación de arresto domiciliario, para no ser un "rehén" de la justicia nipona.

"No me he fugado de la Justicia, me he escapado de la injusticia y de la persecución política", afirmó Ghosn en un comunicado, horas después de que se informara de que había abandonado Tokio. "Estoy ahora en el Líbano y no seré más un rehén de un sistema judicial japonés parcial donde se presume culpabilidad", agregó.

De acuerdo con fuentes oficiales libanesas citadas por la cadena pública japonesa NHK, Ghosn salió de Japón con una identidad falsa y entró con ella al aeropuerto internacional de Beirut. El exdirectivo, de 65 años de edad, estaba en libertad bajo fianza en Tokio desde el pasado 25 de abril.

"Entró con un nombre diferente, no con el de Carlos Ghosn", dijo una fuente de los servicios de seguridad del Líbano consultada por la cadena pública nipona. Al parecer, según NHK, el expresidente de Nissan llegó al Líbano en un avión privado.

Silencio de sus abogados

La fuga de Ghosn comenzó a difundirse en distintos medios internacionales mientras Tokio amanecía para prepararse por las festividades de fin de año, las más celebradas en el país y que incluyen el cese de las actividades oficiales.

Hasta el mediodía de este lunes, ni la Fiscalía de Tokio, que ordenó la detención de Ghosn el 19 de noviembre de 2018, ni los abogados que lo representan en Japón habían hecho comentarios al respecto, por lo que se desconocen los detalles de la huida.

Los periodistas estaban apostados frente a la residencia en la que vivía Ghosn en Tokio, y también frente a las oficinas del bufete legal que lo defiende ante la Justicia, pero hasta el mediodía no había aparecido nadie a la puerta.

Tampoco había hecho comentarios la firma con sede en París que ocasionalmente ha enviado comunicados de Ghosn y su familia refiriéndose al proceso judicial al que se enfrenta en Japón quien fue una de las figuras más poderosas del sector de la automoción a nivel mundial.

Las condiciones de libertad bajo fianza impuestas a Ghosn le prohibían salir del país, ausentarse de su domicilio de Tokio por más de tres días sin autorización judicial y también le fijaban restricciones en el acceso a internet. No se ha informado de que el tribunal que lleva la causa haya cambiado esas condiciones.

A la espera de juicio

Ghosn, que además de presidente de Nissan Motor y Mitsubishi Motors estuvo al frente del grupo Renault, estaba a la espera del juicio, que en principio iba a comenzar en abril próximo, para defenderse de las cuatro causas judiciales abiertas contra él por presuntas irregularidades financieras durante su gestión al frente de Nissan Motor.

El exdirectivo, que tiene nacionalidad brasileña, francesa y libanesa, siempre ha defendido su inocencia y ha afirmado que su arresto fue fruto de una supuesta conspiración dentro de Nissan y asegura que es víctima del "sistema de rehenes de la justicia" nipona, como recordó al cumplirse un año de su arresto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento