Entra en vigor la Zona de Bajas Emisiones en el área de Barcelona que prohíbe circular a los coches contaminantes

  • La previsión es que con la implantación de la ZBE dejen de circular 50.000 vehículos al día, un 23%. 
  • Se incrementarán en 170.000 los viajes en transporte público.
Señalización de la Zona de Bajas Emisiones.
Señalización de la Zona de Bajas Emisiones.
AMB

Hoy 1 de enero entra en vigor de forma permanente la normativa de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) que prohíbe a los vehículos que no disponen de la etiqueta ambiental de la Dirección General de Tráfico (DGT) circular por un área de 95 kilómetros cuadrados comprendida entre las rondas, que están excluidas. Esta zona incluye la zona central de la ciudad de Barcelona y otros cuatro municipios metropolitanos: Sant Adrià del Besòs, Cornellà, L’Hospitalet y Esplugues de Llobregat.

La Generalitat, los ayuntamientos y el AMB trabajan con la previsión de que con la implantación de la ZBE dejen de circular 50.000 vehículos al día (el 23%) y que en cuatro años la reducción sea de unos 110.000. 

Y para controlar el cumplimiento de la ZBE, el Ayuntamiento de Barcelona ha instalado 36 cámaras, del total de 66 que tendrá la ciudad a partir del 1 de abril. Estas cámaras registran y contrastan la información de las matrículas con la base de datos de los vehículos sin etiqueta de la DGT, unos datos que se solaparán con la información procedente del AMB de los vehículos autorizados. 

170.000 viajes más en transporte público

El transporte público atenderá cerca de 170.000 desplazamientos diarios más por la entrada en vigor permanente de la ZBE. Según la Autoritat del Transport Metropolità, el sistema de transporte público se ha preparado estos últimos dos años para asumir los desplazamientos equivalentes a 137.000 trayectos en vehículo privado, de los cuales 88.000 son entradas y salidas de la zona, y cerca de 50.000 son internos. 

Sanciones a partir de abril

A partir del mes de abril, las matrículas detectadas y que no tengan permiso de circular recibirán una sanción de 100, 200 o 500 euros en función de la reincidencia del vehículo, y si la infracción se ha dado durante un episodio de contaminación. 

Habitualmente se considerarán infracciones leves -con sanciones de 100 euros- las de motos, turismos y furgonetas con una masa máxima autorizada de 3,5 toneladas; y graves (200 euros), las de autocares, furgonetas con más capacidad y camiones. 

Sin embargo, en caso de episodio de contaminación, las leves pasarán a ser graves y las graves, muy graves con multas de 500 euros. Cualquier coche multado que al cabo de 90 minutos siga circulando por la ZBE podrá volver a ser sancionado.

El Centro de Control de Barcelona -que ya acoge las cámaras de movilidad de la ciudad- tendrá centralizado el control de estos dispositivos, aunque el proceso de sanción será automático, ya que los infractores recibirán directamente la multa, ante la que podrán poner alegaciones y obtener una reducción si la pagan anticipadamente, como el resto de sanciones.

Movilidad reducida, servicios especiales,... quedan excluidos

La prohibición de circular por el ZBE tiene excepciones para los vehículos de personas con movilidad reducida, las unidades de servicios especiales (policía, bomberos y ambulancias) y esenciales (médicas o funerarias) así como los vehículos que presten servicios singulares, como los blindados, las unidades móviles de radio y televisión, los que se usan como taller o laboratorio, los adaptados para vender o exponer artículos, los de ferias, los destinados al riego del asfalto, los que se utilizan para hacer las líneas de señalización del suelo, las grúas de arrastre o de elevación y las hormigoneras.

Además hay moratorias para aquellos que acrediten unos ingresos anuales inferiores al IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) más un 10% -menos de 8.000 euros- y que su coche es indispensable para ejercer su trabajo, podrán entrar en este área durante un año aunque no tengan derecho a la etiqueta ambiental de la Dirección General de Tráfico. También tendrán una moratoria de un año autobuses y autocares (categorías M2 y M3), así como furgonetas, furgones y camiones (N).

10 días de permiso al año

Y los conductores afectados por la prohibición dispondrán de 10 días al año en los que se les permitirá saltarse el veto sin justificar los motivos, pero deberán avisar con 24 horas de antelación a través de la web del AMB, zbe.barcelona. Si por una urgencia, no lo hacen, se les multará, pero posteriormente podrán solicitar que se les retire la sanción. La intención de estos permisos es que puedan usar sus vehículos para caso excepcionales, como por ejemplo, llevar a un familiar al hospital o pasar la ITV, pero en la práctica, se les permitirá utilizarlos para lo que deseen.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento