Euforia, abrazos y sin preguntas de la prensa: así firmaron Sánchez e Iglesias su programa de Gobierno

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias (dech), se dan un abrazo durante el acto de presentación del programa de Gobierno del PSOE y Unidas Podemos, en el Congreso.
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias (dech), se dan un abrazo durante el acto de presentación del programa de Gobierno del PSOE y Unidas Podemos, en el Congreso.
Eduardo Parra - Europa Press
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, se dan un abrazo durante el acto de presentación del programa de Gobierno del PSOE y Unidas Podemos, en el Congreso.Eduardo.EP

Mes y medio después de las elecciones, el programa para el eventual Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos ya es una realidad. Pocos minutos después de las 17.00 y en mitad de un clima de euforia, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias firmaron en la Sala de la Chimenea del Congreso de los Diputados el acuerdo de más de 50 páginas que será la base de su acción legislativa. Ambos sellaron el documento con varios abrazos y apretones de manos y lo calificaron de "histórico", porque el texto deja más cerca que nunca la primera coalición en el Gobierno de España en ocho décadas.

Sánchez e Iglesias estuvieron acompañados en la firma por buena parte de la plana mayor de sus partidos. Por parte del PSOE estuvieron presentes la ministra María Jesús Montero, la portavoz Adriana Lastra, su número dos Rafael Simancas o el vicepresidente del Congreso, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. Unidas Podemos, por su parte, estuvo representado por Alberto Garzón (IU), el ecologista Juan López de Uralde, la portavoz adjunta Ione Belarra y el negociador Pablo Echenique.

Lejos quedan los durísimos reproches que, hace apenas unos meses, se lanzaban Sánchez e Iglesias. En la firma del pacto todo fueron buenas palabras y muestras de camaradería, y el líder del PSOE insistió varias veces en una idea que hasta las elecciones rechazaba: la de que un Gobierno de coalición puede mantener una acción cohesionada. "En política no basta con estar, hay que actuar, y este programa representa nuestra voluntad conjunta no solo de ser Gobierno, sino de hacer Gobierno, ir más allá y compartir políticas, propuestas, proyectos e ilusión por mejorar la vida de la gente", planteó Sánchez.

El aura de secretismo y opacidad que ha rodeado las negociaciones se extendió al acto, al que solo pudieron entrar los medios gráficos, puesto que no se citó a los redactores ni se admitieron preguntas. Sánchez e Iglesias se limitaron a presentar con sendos discursos un acuerdo que, según aseguró el líder morado, contiene medidas para transformar el "sí se puede" en acción de Gobierno. 

La primera coalición desde la República

"Combinamos la experiencia del PSOE con la frescura de Unidas Podemos para una etapa histórica", se enorgulleció Iglesias, que recordó que, si se pone en marcha, el suyo será "el primer Gobierno de coalición desde la recuperación de la democracia".

El objetivo del acuerdo, dijo Iglesias, será "convertir nuestra patria en un referente de políticas de justicia social, combate contra el cambio climático, o feministas". Y, según Sánchez, servirá para dejar atrás las "políticas austericidas" de los últimos años. "El tronco del programa conjunto es la idea de progreso", planteó el presidente en funciones, que aseguró que el texto tiene los mimbres para "hacer progresar a un país que tiene condiciones para ser referente".

Sánchez, asimismo, lanzó un dardo a las principales fuerzas de la derecha, que se han negado desde las elecciones a apoyar su investidura. En el nuevo panorama político hay, dijo, "dos actitudes: la España que avanza y la que bloquea". Y PSOE y Unidas Podemos, reivindicó, quieren representar a la primera haciendo bandera de la "política útil"

Pese a la formalidad del acto, la investidura aún no está oficialmente confirmada, ya que ERC todavía no ha anunciado su abstención, imprescindible para que salga adelante. Ni Iglesias ni Sánchez mencionaron a los republicanos o a Cataluña. Pero el líder socialista sí quiso remarcar la apuesta por el "diálogo" que, dijo, va a mantener su Gobierno. "No tenemos mayoría [en el Congreso], pero tenemos la voluntad de forjar una mayoría ley a ley", señaló. La fórmula para ello, dijo, es "hablar". Y, parafraseando al poeta Antonio Machado, "hacer camino al andar".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento