Abolir la 'tasa rosa', una de las políticas feministas que han acordado PSOE y Podemos para su coalición de Gobierno

Imagen de varias compresas y tampones.
Imagen de varias compresas y tampones.
EUROPA PRESS

El PSOE y Unidas Podemos han acordado un gobierno de coalición que han firmado en el Congreso el candidato socialista a la Presidencia, Pedro Sánchez, y el líder de la formación morada, Pablo Iglesias. Se trata de un documento donde las políticas feministas suponen otro ámbito de actuación prioritaria.

Dentro de estas políticas, se encuentra una medida que las mujeres llevan años pidiendo y es la eliminación de la denominada 'tasa rosa', que se trata del precio añadido que se aplica a productos femeninos a pesar de que sus características sean idénticas a otros destinados a los hombres.

En el documento titulado Coalición progresista. Un nuevo acuerdo para España, ambos partidos se comprometen a avanzar en la igualdad de género y para ello van a "acabar con aquellas discriminaciones que sufren las mujeres en todos los ámbitos". "Así, vamos a abordar a la desactivación de lo que se denomina 'tasa rosa', es decir, el incremento de precio de un mismo producto cuando se trata de una 'versión femenina'", señalan en el apartado de la fiscalidad con perspectiva de género.

"Solo sí es sí"

La coalición se compromete a garantizar "la seguridad, la independencia y la libertad de las mujeres" y para ello ha puesto el enfoque en varios puntos. Entre los que se encuentran, la importancia de desarrollar políticas que garanticen la igualdad entre mujeres y hombres en "el empleo y la ocupación" y el "cierre de la brecha de género en las áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas".

Por otro lado, destacan lo prioritaria que es la lucha contra la violencia machista. En esta materia, reiteran que blindarán el "solo sí es sí". "El consentimiento de la víctima tiene que ser clave en los delitos sexuales, de manera que, si una mujer no dice SÍ, todo lo demás es NO. Es decir, Solo sí es sí"", apuntan en el acuerdo.

Además de aplicar todas las medidas pendientes del Convenio de Estambul, se llevará a cabo un plan para "la compensación, reparación y recuperación de la autonomía" para las mujeres que padecen esta violencia y se "suspenderá el régimen de visitas de menores" por parte de los padres que estén implicados en delitos graves de violencia de género.

Otro punto importante, es la "erradicación de la trata de mujeres con fines de explotación sexual". Para ello, elaborarán "planes de formación para empleadas y empleados públicos con el objeto de facilitar la identificación y la atención a las víctimas de trata con un enfoque integrador, transcultural y de protección".

Sin embargo, no hay rastro de la abolición de la prostitución ni multar a clientes, algo a lo que los socialistas se comprometieron en las pasadas elecciones generales. De hecho, prometían suprimir esta práctica y impulsar iniciativas desincentivadoras de la demanda, como multar a los clientes.

Por último, insisten en "garantizar los derechos sexuales y reproductivos para asegurar una maternidad libremente decidida" y rechazan "los vientres de alquiler".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento