Una reportera de 'El programa de Ana Rosa' accede a la zona cero de Chernobyl

  • La periodista ha entrevistado al último hombre en apagar el reactor número 4. 
Las cámaras de AR en la ciudad de Chernobyl.
Las cámaras de AR en la ciudad de Chernobyl.
MEDIASET

El programa de Ana Rosa ha viajado hasta Chernobyl para volver a la zona cero. Una reportera del programa ha sido la encargada de liderar un viaje en primicia para la prensa española. 

Los periodistas y turistas tienen permiso para acceder a las instalaciones tras treinta tres años después de la explosión del reactor número 4, que marcó la historia de varias generaciones de familias en Ucrania. No obstante, según ha contado la periodista encargada del reportaje, ningún medio español se había adentrado tanto en la ciudad ucraniana

La periodista ha comprobado con un medidor la radiación desde varios puntos de la ciudad. Diferentes zonas y objetos, así como animales, presentan en la actualidad niveles de radiación ya que esta sigue en el aire la ciudad. Asimismo, la reportera, a pesar de estar prohibido por el gobierno, ha accedido al interior de un edificio para mostrar las condiciones en las que se quedaron algunas viviendas

El guía durante todo el recorrido ha contado su experiencia personal donde cuenta que familiares y amigos han fallecido de cáncer, y que este accidente "hizo mucho daño" a todas las familias del país. 

Seguidamente, los periodistas se han equipado con la vestimenta de seguridad para acceder al interior de la zona cero. Además, han entrado en un reactor similar en el que ocurrió el accidente y a la cúpula que recubre y protege las fugas que, a día de hoy, se siguen produciendo en el reactor

El programa de Telecinco ha conseguido la declaración de una de las personas que vivieron el trágico accidente más de cerca, el último hombre encargado de apagar el botón del reactor. El hombre ha explicado que el gobierno de la Unión Soviética, bajo el que se encontraba en el año 1986 Ucrania, le hizo firmar un acuerdo de confidencialidad para no contar lo ocurrido. 

"En la Unión Soviética no pasaban estas cosas", ha contado el testigo para explicar el porqué de su silencio. Asimismo, ha explicado que el accidente no se debió a un fallo humano, "todo se debió a un error entre el diseño y la construcción", ha aclarado. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento