Ideas para aprovechar las uvas que sobren de Nochevieja

Ensayo de las campanadas con uvas en la Puerta del Sol de Madrid.
Ensayo de las campanadas con uvas en la Puerta del Sol de Madrid
EP

No quisiéramos acabar el año siendo los cansinos del desperdicio de alimentos, pero ahí van tres datos para tener tema de conversación en la cena de Nochevieja: hoy se consumen entre 7.000 y 8.000 toneladas de uvas; la Navidad es el periodo del año en el que más comida acaba en la basura; y cada año en los hogares españoles se tiran a la basura casi 360 millones de kilos de fruta.

Así que la pregunta es obligada. Si hemos comprado unos racimos para seleccionar las 12 uvas más bonitas para las campanadas, ¿qué pasará con el resto? 

Si hacemos caso a la cifras y las estadísticas, el riesgo de que acaben en la basura tras unos días poniéndose mustias en la cocina es alto, así que nos parece estupenda la iniciativa de To Good to Go -una App que lucha, precisamente, contra el desperdicio de alimentos en tiendas y restaurantes- de dar ideas para salvar esas uvas.

Lo han llamado #uvachallenge por si alguien se anima a compartir ideas y recetas en las redes sociales, pero lo cierto es que las que dan ellos encajan perfectamente con las que propondríamos nosotros y que, de hecho, ya hemos puesto en práctica alguna vez.

Uvas congeladas

Aguantan bastante bien el congelado para usarlas luego en dulces o para improvisar un granizado. Otra idea estupenda: úsalas como si fueran cubitos de hielo para enfriar el cava, un cóctel o dar la nota en un gin tonic.

Tarta con uvas

Tarta de queso con uvas asadas
Tarta de queso con uvas asadas

Una de las formas más ricas de aprovechar las uvas antes de que se pongan malas es asarlas y usarlas por ejemplo en esta tarta de queso. Una receta que hicimos hace tiempo pero que puede ser una buena idea para cocinar aprovechando estos días navideños.

Batidos y mermeladas

El recurso fácil pero siempre efectivo para aprovechar cualquier fruta es preparar un batido o un zumo.

Quienes prefieran algo un poco más elaborado también pueden recurrir a otro clásico: la mermelada. 

Sin pepitas y sin piel, la idea es añadir la mitad de azúcar que de fruta, un poco de zumo de limón y cocer durante unos 40 minutos a fuego suave para que se espese. Y listo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento