Las Juntas aprueban los presupuestos de Bizkaia para 2020, sin incorporar ninguna enmienda, con los votos de PNV y PSE

El pleno de las Juntas Generales de Bizkaia ha aprobado este viernes los presupuestos del territorio histórico para 2020, con los votos a favor de los dos grupos que integran el Gobierno foral, PNV y PSE-EE, mientras que EH Bildu, Elkarrekin Bizkaia y PP han votado en contra. Los grupos de la oposición han criticado que no se hayan incorporado ninguna de sus enmiendas, mientras que desde las formaciones del Ejecutivo han asegurado que "sí ha habido ánimo de negociación".

De este modo, cierra su tramitación en las Juntas Generales el proyecto presupuestario que el Gobierno foral aprobó a finales del mes de octubre con una cuantía de 8.477,3 millones, la más alta de su historia y un 3% superior al de 2019. El disponible departamental asciende a 1.283,6 millones, con un incremento del 2,3% respecto a las cuentas de este año.

En este trámite parlamentario, se han registrado tres enmiendas a la totalidad de los tres grupos de la oposición, que fueron rechazadas por el pleno el pasado día 11, y más de 600 enmiendas parciales, de las que ninguna ha sido incorporada al proyecto. Finalmente, este viernes se ha sometido a votación el dictamen final de la Comisión de Hacienda, con lo que han quedado aprobados definitivamente los primeros presupuestos de la legislatura en Bizkaia.

Durante el debate en el pleno de las Juntas, los grupos de la oposición han censurado al Ejecutivo foral que no haya aceptado ninguna de sus enmiendas.

La juntera de EH Bildu Arantza Urkaregi ha lamentado que los presupuestos de 2020 son "otra oportunidad perdida para mejorar Bizkaia" y, en este sentido, ha advertido de que con el "conformismo y rodillo" del Gobierno foral "pierden las personas que están en situación más vulnerable".

También la portavoz de Elkarrekin Bizkaia, Eneritz de Madariaga, ha criticado que no se haya acordado ninguna propuesta con la oposición en unas cuentas que "no atajan los problemas reales" y en las que se han primado "los intereses partidistas". Según ha indicado, "el futuro esbozado" por PNV y PSE no llega "más allá de los eslóganes" y está sólo "al alcance de unos privilegiados".

Por su parte, la portavoz del PP, Amaya Fernández, ha denunciado "la autocomplacencia" del Gobierno foral, al que ha acusado de proponer "las mismas recetas que se repiten durante lustros", pese a que es necesario "un viraje" para que Bizkaia "recupere el liderazgo".

"MEJOR" ORDENACIÓN

Desde los grupos que integran el Ejecutivo vizcaíno, el juntero del PNV Mikel Bagan ha censurado que las enmiendas de la oposición son "más unas líneas ideológicas" que propuestas para "abrir oportunidades". En todo caso, ha subrayado que, por parte del Gobierno foral, "sí ha habido ánimo de negociar".

El portavoz del PSE-EE, Ekain Rico, ha defendido que los presupuestos diseñados "ofrecen respuestas concretas a los problemas concretos" de los vizcaínos y plantean una ordenación de los recursos que es "mejor" que la que proponen los grupos de la oposición en sus enmiendas, en las que no ve "un modelo alternativo". Además, ha asegurado que "no haya sido posible llega a acuerdo, no significa que no haya existido ese planteamiento".

(Habrá ampliación)

Mostrar comentarios

Códigos Descuento