La corrupción, la crisis, Cataluña... Los discursos de Felipe VI en Nochebuena en sus seis años de reinado

El Rey durante el discurso de Navidad de 2017.
El Rey durante el discurso de Navidad de 2017.
CASA REAL - Archivo

El de esta noche será el sexto discurso que el rey Felipe pronuncie en Nochebuena. Como cada año, millones de familias se congregarán alrededor del televisor -y de la radio- para escuchar lo que el monarca tiene que decir a los ciudadanos, pero también a los políticos. Porque desde que sucedió a su padre en el cargo, los discursos del rey en estas fechas están cargados de mensajes sobre la situación del país, marcada ya sea por la corrupción, la crisis económica, el terrorismo o, desde hace varios años, también el conflicto catalán.

2014: primer discurso con el procesamiento de la infanta y el 9-N

Su primer discurso, en 2014, coincidió con el procesamiento de su hermana, la infanta Cristina, por el caso Nóos, pero también con un mal momento económico para el país y solo un mes después de la consulta del 9-N. Entonces no tuvo reparo en hablar claramente de la corrupción y señaló que "afortunadamente vivimos en un estado de derecho, y cualquier actuación censurable deberá ser juzgada y sancionada con arreglo a la ley. La justicia es igual para todos". Además, manifestó la "indignación" y el "desencanto" que, "con toda razón", provocan estas conductas entre la ciudadanía".

En relación a la crisis económica, se dirigió también a "nuestros jóvenes" y a los "hombres y mujeres que llevan tiempo en paro", y no dudó en hacer un aparte en su discurso para hablar de "la situación que vive actualmente Cataluña". Esta fue sin duda la parte más emotiva de su mensaje: "Millones de españoles llevan, llevamos a Cataluña en el corazón".

2015: llamada al entendimiento tras la ruptura del bipartidismo 

Su segundo discurso, desde el salón del trono del Palacio Real, estuvo marcado por las elecciones generales del 20-D. Su mensaje recogía los términos: entendimiento, convivencia, diálogo, compromiso, voluntad y defensa de la Constitución sin saber el bloqueo político que nos deparaba. "La pluralidad política, expresada en las urnas, aporta sin duda sensibilidades, visiones y perspectivas diferentes; y conlleva una forma de ejercer la política basada en el diálogo", indicaba Felipe VI. Entonces, nada hacía pensar que el bloqueo fuera a ir tan lejos que no se formaría gobierno hasta un año más tarde y después de unas segundas elecciones.

Cataluña volvió a estar presente en sus palabras y recordó que en la España constitucional caben todos los sentimientos y sensibilidades, caben las distintas formas de sentirse español", con la "diversidad en el autogobierno de nuestras nacionalidades y regiones".

2016: Gobierno recién estrenado y saliendo de la crisis

Recién constituido el segundo Gobierno de Mariano Rajoy tras pasar por las urnas por segunda vez en un año, el monarca celebró la salida de la crisis y en su mensaje navideño compartió el deseo de superar las "desigualdades" ocasionadas por el bache económico, por lo que pedía "diálogo y entendimiento entre los grupos políticos" para el "fortalecimiento de la cohesión social".

La educación tuvo un peso importante en las palabras pronunciadas por Felipe VI, tanto para alabar a los "servidores públicos" que "educan a nuestros hijos", como "clave" de la "revolución tecnológica" que "traspasa fronteras, sociedades, generaciones y creencias".

2017: Contundencia tras la declaración de independencia y el 155

Tras años perdiendo audiencia, el discurso de 2017 disparó la cuota de pantalla por la situación de Cataluña. Felipe VI se enfrentaba a su segundo mensaje a los ciudadanos en dos meses, tras emitir otro tras el referéndum ilegal de 1 de octubre. El mensaje navideño se producía tras la aplicación de 155 por primera vez en la historia y días después de las elecciones autonómicas en Cataluña. 

El propio Felipe de Borbón reconocía que había sido "un año difícil para nuestra vida en común" y se dirigía a los representantes del Parlament: "Ahora deben afrontar los problemas que afectan a todos los catalanes, respetando la pluralidad y pensando con responsabilidad en el bien común de todos". A ellos y a los políticos les pedía que "las ideas no distancien ni separen a las familias y a los amigos". 

En meses marcados también por la fuga de empresas en esta Comunidad, Felipe VI pedía que "renaciera la confianza, el prestigio y la mejor imagen de Cataluña", pero también tuvo palabras para las víctimas del terrorismo que se vieron golpeadas por el atentado en Barcelona ese mismo verano. La corrupción, el medio ambiente y la violencia machista también estuvieron presentes.

2018: la situación de los jóvenes, en el foco

"La convivencia -que siempre es frágil, no lo olvidemos- es el mayor patrimonio que tenemos; debemos evitar que se deteriore o se erosione; debemos defenderla, cuidarla, protegerla; con responsabilidad y convicción", afirmó Felipe VI en su último discurso, en el que no pronunció la palabra "Cataluña".

En 2018, el rey se pronunciaba poniendo el foco en los jóvenes y en la necesidad de ayudarles a construir una vida que incluya un trabajo y un sueldo adecuados, así como el acceso a una vivienda y, si así lo desean, la posibilidad de formar una familia y conciliarla con la vida laboral. “Somos responsables de su futuro y las circunstancias, hoy en día no son, ni mucho menos, las más fáciles”, lamentaba.

Seria preocupación pr Cataluña

De la falta de empleo a la situación en que vive inmersa Cataluña. El rey Felipe VI ha aludido este 2019 a las "serias preocupaciones" que afronta España en estos momentos. Don Felipe, que reconoció que "no vivimos tiempos fáciles", trasladó el mensaje desde la "confianza firme en nosotros mismos y en España" y destacando que "superaremos los desafíos que tenemos por delante". "Confiemos en España y mantengámonos unidos en los valores democráticos que compartimos para resolver nuestros problemas", manifestó.

El rey, que en su discurso aludió en una ocasión expresamente a Cataluña, reivindicó “la voluntad de entendimiento y de integrar nuestras diferencias dentro del respeto a nuestra Constitución”. Además, recordó el "deseo de concordia" que en otros momentos "derribó muros de intolerancia, de rencor y de incomprensión" gracias “a los afectos, la generosidad, al diálogo y al respeto entre personas de ideologías muy diferentes".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento