La Plaza de Molviedro (Sevilla)
Una imagen habitual de esta plaza peatonal. ARCHIVO

Moledor se ha convertido para muchos en el lugar perfecto para aparcar el coche cuando van al centro, a pesar de ser una plaza peatonal.

Hace algunos años, los bolardos impedían la entrada a los vehículos, pero éstos han ido desapareciendo. «Sólo quedan ocho, porque han robado más de una docena», explican los vecinos a 20minutos.es.

No es la primera vez que se quejan. El 1 de diciembre de 2007, A Contramano y los residentes de la zona ocuparon la plaza para reclamar su uso peatonal. El día 20 volverán a repetir su protesta para intentar conseguir su objetivo.

El Ayuntamiento les prometió hace unos meses que «repondría los bolardos», pero ha pasado el verano y la situación sigue igual que siempre. «Los niños no pueden jugar en la plaza porque hay que tener cuidado con los coches y camiones que la utilizan para carga y descarga».

Sólo quedan ocho bolardos en la plaza, el resto los han robado

La plaza tampoco se libra de las cubas. Incluso, en julio, sirvió de almacén de material de unas obras cercanas.

Todavía peor, cuando hay toros

Si a diario la situación es difícil, es peor los fines de semana y durante la temporada taurina, dada su cercanía a la Maestranza y el Arenal.

«La Policía viene de vez en cuando y pone multas, pero se sigue aparcando», aseguran.

Como la plaza se usa como pringa, la solería se ha ido deteriorando con los años y los parches de cemento que tapan «agujeros» son abundantes.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SEVILLA